El Día de Acción de Gracias también puede ser saludable y lleno de energía

185510843

Un menú saludable para el Día de Acción de Gracias

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Es posible que me digas que la cena de "Acción de Gracias" figure en tu lista de los "permitidos", aquellas fechas especiales en la que no tienes ganas de seguir una dieta o de prohibirte sabrosos alimentos, que seguramente están llenos de calorías. Es lógico que en Thanksgiving tengamos ganas de festejar y que cómo parte de ese ritual, también tengamos ganas de tomar y comer los platos típicos de ese día. Pero la buena noticia es que podemos armar un menú que respete esa tradición, pero que también sea saludable y que nos llene de energía para vivir a pleno esa noche.

La clave es el balance

Ya está claro que el pavo es irreemplazable en cualquier menú de Acción de Gracias, pero ¿qué debemos incluir para qué sea energético y saludable?

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.
 
Con esa inquietud fuimos a entrevistar a la chef Doreen Colondres, quien recomienda que haya un buen balance entre proteínas y verduras. "El pavo aguanta todo lo que uno quiera: el achiote que tanto amamos, hierbas otoñales como el romero o la salvia y hasta con el tomillo hace buena pareja. Incluso, le puedes agregar cerveza, también cítricos como el limón o la naranja agria o cualquier tipo de chile. Con estos ingredientes, le puedes dar tu toque mexicano, ecuatoriano, puertorriqueño. ¡Hay que ser creativos!".

La autora de la página web "La cocina no muerde" dijo que hay que tener una nueva mirada sobre las verduras, a las que "siempre asociamos con poco sabor o recetas aburridas, pero en realidad tienen mucho sabor. Sólo hay que ser creativos, saber comprar y salir de la rutina. Por eso, te recomiendo jugar con las salsas y las texturas en esas ensaladas".

En esa línea, la lista de verduras se puede completar con:

•    Vegetales orgánicos o de semillas heirloom.
•    Remolacha.
•    Calabaza y semillas de calabaza.
•    Queso, pero con mucha moderación.  

"Por ejemplo, –explicó– si quieres hacer una ensalada rusa, le puedes agregar yogurt griego y reducir la porción de mayonesa. También puedes preparar una ensalada de quínoa con gandules, garbanzos o calabaza y hierbas".

¿Qué les damos a los niños?

Colondres, que también es la portavoz de la región vitivinícola de Bordeaux, no está de acuerdo con la idea de realizar un menú especial para niños en Thanksgiving. "Es que yo creo que si ya tienen edad para comer de todo, este es un buen día para que aprendan a compartir y probar diferentes variedades de alimentos".

En esa línea de pensamiento, la chef mexicana opinó que "no es bueno acostumbrar a los niños a no compartir esta tradición. Para mí, lo mejor es que aprendan a comer y compartir un día tan especial. Como buenos latinos, el pavo con arroz será sabroso y bien recibido por todos los niños".

El mismo ejemplo utilizó para una alternativa de papas dulces (batatas), que pueden ser cortadas como papas fritas y cocinadas al horno. "Esta puede ser una perfecta alternativa para los chicos y también para los grandes. Se pueden sazonar con un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta y, si gustas, ajo o romero".

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.