Esta es la forma saludable de cocinar el pavo

78395240

Cocinando un delicioso pavo

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Ya entramos en la recta final para disfrutar y pasar tiempo en familia. Por eso, Thanksgiving es la fecha ideal para celebrar y recordar los momentos que hemos pasado juntos. Entonces, no queremos que nada nos arruine la posibilidad de disfrutarlo al máximo.

Realmente es una aventura para nosotras porque tenemos que armar la cena, preparar la casa para recibir a los huéspedes y esperarlos con un menú que satisfaga las expectativas de todos.

En este último ítem, es muy importante que todas las comidas que preparemos estén perfectamente cocinadas, tanto el pavo como sus diferentes acompañantes, pasando por los postres y las entradas. No es sólo por una cuestión de realzar los sabores tradicionales que hacen que la cena de Acción de Gracias sea especial, también por el hecho primordial de cuidar la salud de nuestra familia.

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

Estos son los tips para lograr una buena cocción

Cómo decíamos anteriormente, uno de los tips para lograr un menú saludable no sólo pasa por la calidad, frescura y origen de los ingredientes que utilicemos, también es muy importante cómo cocinemos las diferentes comidas, sobre todo el pavo.

Con esta premisa, le pedimos a la chef Doreen Colondres, que es autora de la página web "La cocina no muerde", que nos diera los diferentes pasos para lograr una correcta cocción del plato preferido de Thanksgiving.

•    Comprar el pavo 3 días antes.
•    Adobarlo al menos 24 horas antes.
•    Si es para 4 personas, debe pesar 6 libras. De 6 a 8 personas: 10 libras. De 12 a 15 personas: unas 20 libras. "Es mejor que sobre y no que falte".
•    El pavo se cocina 15 minutos por libra, pero dependiendo del tamaño puede tomar un poco menos. “Si insertas el termómetro profundo entre la cadera y la pechuga  (sin tocar el hueso) o en la parte más gruesa de la pechuga y marca 155-160ºF, retíralo y déjalo descansar afuera tapado. Con el calor que le queda llegará a su temperatura de 165ºF. Si lo retiras con 165ºF, al momento de cortarlo y servirlo ya estará seco y pasado. Esta es la técnica que uso siempre”.
•    Comprar un termómetro. “Uno clásico cuesta $10 y uno digital, que es muy fácil de usar, $15. Anímate, vale la pena por un pavo jugoso”.
•    Si no tienes un termómetro puedes insertar algo punzante, como un cuchillo, en la pechuga del pavo y si el líquido o jugo que sale es claro y no rosado es una señal de que ya está listo.
•    Todo incluido. “Hay pavos que ya vienen con un medidor integrado en la pechuga, generalmente de color blanco o amarillo. Ese medidor se sale del pavo al estar listo. Este es el método en que menos confío pues, generalmente cuando te avisa ya está pasado de cocción”.
•    A simple vista. Otra forma de comprobar que el pavo ya está cocido es observar si las piernas del pavo se separan fácilmente del resto del cuerpo. "Si se separan y se mueven suavemente es otra señal de que está cocido".

 

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.