Las cotidianas y pequeñas alegrías que nos llenan de energía

200488808-001

Mamá disfrutando de los hijos

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Ya sabemos de memoria que la aventura de formar una familia y llevarla adelante para que logre sus objetivos es aún más placentera si la cumplimos con alegría. Ese estado es sinónimo de energía y la mayoría de las veces está provocado por los gestos, actitudes o salidas inesperadas de nuestros hijos.

Ellos hacen que valga la pena que nos convirtamos en héroes cotidianos, que van un poquito más allá del deber.

Su mejor éxito es haber sido mamá

A pesar de sus éxitos y del reconocimiento que ha logrado, Jimena Gallego sigue asegurando que los momentos más felices de su vida están relacionados a su condición de madre. La embajadora de la campaña “En sus marcas, listos… Quaker!” confesó: “aparte del nacimiento de cada una de ellas, la verdad es que juntas vivimos días únicos e irrepetibles. Uno de los momentos que más lágrimas me provocó fue cuando vi a Clara, de 3 años, abrazar y besar a Cienna, que tan sólo tiene un 1 ½  año, y decirle: ¡Te amo!. Siempre te voy a querer y a cuidar. Para eso, soy tu hermana grande”.

Sigue a Jimena Gallego en su twitter para más ideas sobre cómo mantener tu energía y la de tu familia.

La cantante mexicana confesó que le impactó la madurez de Clara y que se quieran tanto entre ellas. “El amor y el apoyo que se dan la una a la otra desde tan pequeñas es realmente conmovedor. Me llena de alegría saber que el mejor regalo que le pude dar a Clara es su hermanita”.

Agradece todos los días por tenerlas

Gran parte de su energía se la lleva la responsabilidad diaria de estar al frente de un Daycare en Miami Beach. Sin embargo, Josefina Gerez “recarga las pilas” con sus bellas hijas Delfina y Emma. “Todos los días tengo momentos de felicidad con ellas. Cuando me despierto y las veo, cuando me dan un abrazo y un beso, cuando hacen algo nuevo o me dicen una palabra por primera vez”.

La joven mamá, que se desdobla para cumplir con sus obligaciones, confesó que sus pequeñas niñas la llenan de alegría porque “las veo reírse, aprender de la vida, las veo felices y esa es la mayor felicidad que uno puede alcanzar. Agradezco a la vida por poder disfrutar de mis hijas todos los días”.

Las palabras mágicas: “Mami, te amo”

Se despide de sus hijas muy temprano en la mañana y al saludarlas todo cobra sentido. Con ese plus, Ambar German se va a trabajar al hotel Collins de Miami Beach, donde es la Jefa de Recepción al Pasajero. “Mi mayor felicidad –confiesa esta mujer de origen dominicano–, es cuando recibo el cariño y el amor de ellas. Cuando me dicen… Mami, te amo ¡eres la mejor!. Ese momento me llena mucho de alegría y energía porque es todo lo que uno como padre  necesita oír para seguir adelante”.

German resumió que, desde que nacieron, todo los días y momentos son de felicidad junto a ellas. Doy gracias a Dios por haberlas tenido. Creo que lo mejor es dar mucho amor a tus hijos y verlo reflejado de ellos hacia ti”.

La energía para seguir cada día

Cómo le ha pasado a muchas mujeres, Karen López tiene un momento de felicidad y alegría imperecedera. No es otro que el nacimiento de su hija Layla. “Junto a ella, me imagino que ese fue el gran día de alegría. Es difícil hablar sobre otro que lo iguale, ya que cada momento ha sido especial en su tiempo, ese fue el más importante”.

En esa línea, esta ejecutiva de una gran empresa de transporte de pasajeros también recordó como un día de mucha alegría cuando su niña fue por primera vez a la escuela. “Fue súper especial y emocionante. Por eso, cuando me dice que quiere ir a la escuela me hace muy feliz y me da energía para seguir luchando por ella cada día”.

Desde la primera ecografía

Cómo le ha sucedido a muchas mamás, Mercedes Martí que ya desde la primera ecografía su hija Natasha la empezó a llenar de felicidad. “Era como un botoncito que latía sin parar. Había perdido varios embarazos y cuando el médico me dijo que estaba todo bien, fui tan feliz!... Ella ya estaba en camino”.

Ya han pasado más de 13 años desde aquel momento, pero la alegría se mantiene inalterable. “Es que me ha convertido en una mujer muy dichosa y plena. Ella me enseña permanentemente a ser mejor persona y me ha convertido en un ser mucho menos egocéntrico. También me convirtió en alguien más sensible y piadoso”.

Martí, que cuenta con una dilatada trayectoria como presentadora televisiva, confesó que su hija le ha enseñado varias lecciones que no han dejado de sorprenderla y enorgullecerla. “Un día me contó su deseo de ser presidente. Al preguntarle ¿por qué?, me explicó: así voy a poder darle trabajo a todos los papás del país para que los niños no tengan que pedir en la calle y puedan ir a la escuela y jugar como yo. Fue muy emocionante verla tan preocupada por los demás”.

Esta orgullosa madre argentina aseguró que “si es verdad que los hijos son los que nos eligen antes de venir a este mundo… ¡le estaré eternamente agradecida!”.

 

Participa en el sweepstake de Quaker para tener la oportunidad de ganar $250.