El desayuno no es una misión imposible para los chicos

Cómo hacer que los chicos amen el desayuno

Un desayuno divertido y sabroso

Un desayuno divertido y sabroso

El desayuno es la comida más importante del día. Aquí te mostramos un truco para que...

El desayuno es la comida más importante del día. Aquí te mostramos un truco para que...

Temp. Season 2013 | 08/06/13 | 01:31  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

El desayuno es la comida más importante del día. Aquí te mostramos un truco para que los chicos se alimenten y diviertan a la vez.
08/06/13 | 01:31 Disponible hasta 08/06/13

Esta no será la primera ni la última nota en la que hablemos de la importancia del desayuno. Sin embargo, todavía hay muchos niños que se niegan a tomarlo y las mamás deben extremar su ingenio y creatividad para tratar de que los pequeños amen esta primera comida del día.

La buena noticia es que hay alternativas para lograrlo. La doctora Jeanne Wilson de East West Essentials, que tiene un sitio web dedicado a temas nutricionales, recomendó a los padres que los entusiasmen para que desayunen. “Hay que hablar con ellos la noche anterior y preguntarles qué les gustaría comer durante el desayuno. Es bueno ofrecerles alimentos saludables y debemos estar preparados para brindarles tres opciones”.

Su nombre lo dice todo

Wilson, que se doctoró en medicina china y Herbología, insiste en remarcar la importancia del desayuno y nos explica porqué es la comida más importante del día. “Su nombre lo dice todo des-ayuno. No hemos comido en más de 10 horas y es hora de repostar, especialmente para los niños en crecimiento. La energía es producida por los alimentos que consumimos y es necesaria para que los niños se mantengan sanos, activos y alertas. Si no desayunan, es posible que los niños tengan mal humor o se sientan cansados. Incluso, pueden tener ansias de ingerir alimentos llenos de azúcar o que no son saludables”.

La profesional que diseña paquetes nutricionales advirtió a los padres hacerse el tiempo para tomar el desayuno. “Deben asegurarse de que tengan bastante tiempo para comer. Sé que esto significa levantarse un poco antes, pero los niños que no tienen tiempo para comer… ¡no comen!”.

Los recomendados

El principal consejo de esta especialista es: “¡Coman limpio!”.
En su lista de alimentos que deben estar sí o sí en el desayuno se incluyen:

Frutas: mangos, papayas y sandías. “Están cargados de azúcares naturales y son una fuente de energía rápida para los niños”.
Huevos: Proteínas que brindan energía.
Avena y granos: Proteínas que brindan energía.
Carnes: brinda energía y contribuye a mantener su nivel todo el día.
Nueces, mantequillas, aceite de oliva y aguacate: proveen ácidos grasos que mantienen el cerebro activo y poderoso.
Pan integral: brinda energía.

Cereales y barras de energía

La doctora Wilson explicó que los cereales integrales se pueden incluir en el desayuno porque tienen un alto porcentaje de fibra y enzimas que estimulan una buena digestión. “Además, son grandes fuentes de minerales que son necesarios para construir huesos fuertes”.

Al referirse a las barras energéticas, comentó que “pueden utilizarse sobre la marcha diaria, pero deben asegurarse y comprobar que tienen una cantidad apropiada de proteínas y que no están llenas de azúcares y aditivos”.

Las ventajas

Un desayuno nutritivo se refleja en un equilibro hormonal adecuado y puede mejorar la concentración, aliviar la ira y otros problemas de comportamiento.

Los que se deben evitar

En esta idea de comer limpio, Wilson advirtió que se deben evitar los alimentos que contengan aditivos, conservantes y colorantes, que son necesarios para que no se descompongan o se vuelvan rancios. “Los niños que tienen que digerir estos productos pueden padecer una ralentización de su metabolismo debido a que estos deben ser procesados por el hígado”.

Hasta media hora después

Si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo se asemeja a una máquina y que los alimentos son el combustible necesario para que funcione correctamente, está claro que el desayuno es la estación de gasolina en la que debemos repostar, sí o sí. No podemos dejarla pasar o dejarlo para otro momento. Por eso, la doctora Wilson remarcó que “es muy importante desayunar dentro de la media hora posterior al despertar”.

 

¡Aprovecha la oportunidad de ganar $250 con Quaker!