• Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Combatiendo la obesidad en los chicos
  • Próximo álbum

Combatiendo la obesidad en los chicos

El problema de la obesidad en los chicos tiene varias razones, pero la más común y fácil de remediar, es la causada por alimentarse con comida chatarra.
Los chicos en etapa de desarrollo no saben de comida nutricional de manera que la responsabilidad de tener una buena alimentación cae directamente en los padres.
La obesidad trae como consecuencia un estigma social, además de problemas de salud, por lo que debemos combatirla desde temprano para que la autoestima en los chicos no sufra.
Tomar una actitud proactiva es esencial para enfrentar la obesidad reconociendo desde un principio que la solución está en nosotros mismos. Se llama disciplina.
La alimentación como tal necesita ser revisada y planificada cuando el sobrepeso es un problema y no debe ser dejada a su libre albedrío. Qué comer, cuándo y cuánto es ahora importante.
Los horarios de comida y el tipo de comida deben de ser establecidos para empezar a tener control sobre nuestro estómago y no que el estómago controle nuestras vidas.
Establecer una dieta saludable es un primer paso en la dirección correcta, asumiendo por el momento que la causa de obesidad es una alimentación desorganizada y poco nutritiva.
Enseñar a nuestros hijos los procesos que ocurren en el cuerpo cuando comemos cereales, frutas, vegetales y variedades de pescado y carne les mostrará en forma práctica la relación causa-efecto.
La mejor forma de combatir la obesidad es no adquirirla, es previniéndola. Aunque hay que mantenerse vigilante ya que los cambios que ocurren durante la etapa de crecimiento en los chicos los predisponen a esta condición.
Consultar con un profesional es una buena idea cuando tenemos un chico con sobrepeso ya que las causas puede que sean otras. La obesidad puede tener una etiología diferente a la mala alimentación.
"Mens sana in corpore sano" es una famosa cita en Latin que no pierde su valor con los años. Si comemos saludable vamos a tener un cuerpo saludable porque así lo queremos.
Próximos álbumes

Deliciosas recetas Quaker

Una boda bajo cero

¿Es real la crisis del séptimo año de matrimonio?

Predicciones para tu signo en el Mes del Mono

Disfruta más imágenes
a tu izquierda