Enlaces Relacionados

  • Atuendos navideños tiernos para tu bebé
  • Atuendos navideños tiernos para tu bebé
  • Bebé sucio
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Bebé sucio
  • Cena navideña para bebés
  • Atuendos navideños tiernos para tu bebé
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Cena navideña para bebés
  • Atuendos navideños tiernos para tu bebé
  • Próximo álbum

Menú navideño para los más pequeños de la casa

Todos van a disfrutar de la cena navideña y demás deliciosos platillos de esta temporada, preparados con recetas caseras. Por supuesto, lo más pequeños no pueden quedarse sin probar estos ricos sabores aunque se trate del bebé de la casa. Los especialistas de Sprout Foods te brindan sus consejos para elaborar un sabroso menú navideño.
El reconocido chef Tyler Florence ofrece a estos dos deliciosos platos navideños: Pavo al horno con patata dulce, manzanas y arroz integral y calabazas con macarrones y queso. Estas recetas incluyen los alimentos enteros e ingredientes frescos que se hacen un alimento muy sano para los más pequeñitos.
Tendrás una comida muy fácil de preparar y que le gustará a toda la familia. Para preparar el pavo asado con patatas dulces, manzanas y arroz integral necesitarás los siguientes ingredientes:
Media libra de pavo sin hueso del pecho.
Media patata grande, lavada y partida a la mitad.
Una manzana fresca en temporada baja.
Media cebolla amarilla pequeña, partida a la mitad con capas separadas.
Una y media cucharadas de aceite de oliva extra virgen.
Media taza de arroz integral cocido, caliente o a temperatura ambiente.
Para comenzar a preparar el delicioso platillo, precalienta el horno a 400 ° F. Coloca el pavo, la batata, la manzana y la cebolla en una bandeja para hornear con borde. Rocíe con 1 1/2 cucharaditas de aceite. Déjalo asar sin tapar por 25 a 30 minutos.
Si no te funciona de esta manera, deja cocinar hasta que el pavo haya alcanzado una temperatura interna de 155 grados Fahrenheit cuando se prueba en su punto más grueso con un termómetro de lectura instantánea. Deja reposar el pavo durante 10 minutos.
Divide la comida en adultos y porciones para niños. Para las porciones del bebé, tritura el pavo en trozos pequeños. Saca la pulpa de la patata dulce y la manzana de la piel y colócalos en un procesador de alimentos junto con un poco de la cebolla.
Añade unas cucharadas de arroz integral y rocía en el resto del platillo con dos y media cucharaditas de aceite y sirve caliente. Este rico platillo rinde para tres o cuatro adultos o para seis porciones de bebé.
Como consejo, puedes utilizar ingredientes adicionales o intercambiar otros para crear variedad y agregar nutrientes, como los arándanos, las coles de Bruselas, la canela, romero, pimienta molida y sal, para el sabor, si lo prefieres.
Preparar calabazas con macarrones y queso es una excelente idea para darles verduras y las vitaminas necesarias a los pequeños a escondidas, en un platillo clásico que les encanta a ellos. Los ingredientes que necesitarás para elaborar esta comida son los siguientes.
Una calabaza mediana (de una o dos libras de peso) partida por la mitad a lo largo y sin semillas.
Una cucharada de aceite de oliva extra virgen.
Sal y pimienta recién molida.
Doce onzas de pasta de macarrón pequeño.
Media taza de leche entera.
Una taza de queso Monterey Jack.
Para comenzar, precalienta el horno a 400 grados y coloca la calabaza con la parte cortada hacia arriba, sobre una bandeja para hornear. Rocía con el aceite de oliva y sazona con sal y pimienta. Hornea hasta que las calabazas estén tiernas al pincharlas con un tenedor, de 30 a 40 minutos.
Retire la calabaza del horno y dejar enfriar durante 5 o 10 minutos. Deja que el horno reduzca la temperatura a 350 grados. Mientras tanto, coloca una olla grande con agua salada a hervir a fuego alto. Agrega la pasta y cocina de acuerdo a las instrucciones del paquete, o hasta que esté ‘al dente’.
Escurre la pasta y pásala a un tazón grande. Cuando la calabaza esté lo suficientemente fría como para manejarla, usa una cuchara para sacar la pulpa y vaciarla en un procesador de alimentos. Añade la leche entera y procesa hasta que el puré hasta que quede suave.
Lo siguiente es añadir el puré de calabaza a la pasta y remover con una espátula de goma hasta que se mezclen bien. Engrasa un molde de 9 pulgadas para hornear que sea cuadrado o redondo (y bonito, para presentarlo en la mesa navideña).
Extiende la mezcla de la pasta de manera uniforme en el plato y cubre con el queso. Hornea hasta que el queso se derrita y la parte superior quede doradita, lo que tardará de 5 a 7 minutos. Por último, deja reposar durante 5 minutos antes de servir.
Este delicioso platillo rinde para cuatro o seis adultos o para ocho porciones de bebé. Como puedes ver, estas ricas comidas no sólo le encantarán a tu bebé, sino que |también se acoplan al resto de la familia por lo que no tendrás que preparar más platillos. Una ventaja más es que se trata de alimentos muy sanos que no te engordarán.
Próximos álbumes

Ricos postres para disfrutar esta Navidad

Sencillos y aterradores consejos para disfrazarte de zombi

Este Halloween, ¡embruja a todos con tu maquillaje!

El legado de Oscar de la Renta para las novias

Disfruta más imágenes
a tu izquierda