• La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • La Navidad por el mundo
  • Próximo álbum

Un viaje por la Navidad pasada en el mundo

Los globos siempre son alegría para los niños, por eso en Nagaland, India, no dudan en regalar estos detalles a los pequeños.
Las posadas se hicieron presente alrededor del mundo y en Yakarta, Indonesia, no fue la excepción.
Rusia es uno de los países que con más ansias espera la llegada de la Navidad, lleno de música, colores y baile.
En Iraq ya tienen listo sus arbolitos navideños, prueba de ello, este enorme árbol ubicado en la ciudad de Arbil.
Este divertido elefante disfrazado de Santa se dedico a regalar muchos obsequios a los niños de una escuela primara en Ayutthaya, Indonesia
Papá Noel se encuentra en todos lados, incluso en los partidos de Football y en los estadios, aquí Santa se encontraba apoyando a los Steelers de Pittsburgh.
Siguiendo en estadios, Santa ahora visitó el estadio del Liverpool de Inglaterra, al cual apoyo en un partido de Soccer.
En Finlandia, Santa Claus ya está listo para comenzar a repartir los regalos a todos los niños bien portados.
Una de las tradiciones de Latinoamérica por excelencia es el Nacimiento, por eso en Asunción, Paraguay mantienen esta costumbre.
En las playas de España, los “Surfers” no pierden la oportunidad de mostrar su espíritu navideño mientras surfean.
Irán es otro de los países que disfrutan la Navidad sin dejar atrás sus costumbres y tradiciones.
En Hungría, como en todo el mundo, las compras de última hora llegan a ser un problema durante estas fiestas.
Otros que disfrutan de las playas son estos Santa Claus, en Mónaco, que no perdieron el tiempo y se dieron un divertido chapuzón.
¿Quién es el chofer de este camión?, ni más ni menos que Santa, ahora en la Ciudad de Sao Paulo, Brasil.
Una vez más Santa Claus se dio un chapuzón, pero ahora con mantarrayas y diversos peces.
En el acuario de Tokio, Japón, este buzo se metió con todo y traje de Santa para hacer de las suyas.
En Kepten, Alemania los adornos navideños lucen por si solos, claro ejemplo esta estrella dorada en medio de los arboles.
Así mismo te puedes encontrar con este Papá Noel tamaño natural.
Italia sigue siendo uno de los países que más lucen por sus adornos navideños en todos lados.
Vietnam no se queda atrás y festejan Navidad con sus tradiciones y costumbres.
Este increíble mercado navideño lo puedes encontrar en bosnia, en donde puedes buscar cualquier cosa para Navidad.
En Croacia miles de niños envían luces al cielo, esto como una tradición muy antigua de Zagreb.
Las luces navideñas ya iluminan Roma y el Vaticano en Italia, ya que esperan con ansias la llegada de estas fiestas.
Los adornos en Jerusalén se pueden encontrar por doquier, desde un árbol adornado hasta figuras de Papá Noel pues hallar en cualquier lugar.
Los franceses no pueden esperar a que llegue la Navidad, pues en la ciudad de Nice, Francia, se encuentra este árbol blanco iluminado.
En Nueva Delhi, India, los adornos no pueden faltar en las calles y menos de Papá Noel.
Este colorido navío de varios Santa Claus se encuentra en un lujoso hotel de la capital de la India.
Cientos de niños en la Ciudad de México soltaron globos, haciendo llegar sus deseos a Santa Claus para esta Navidad.
Con nieve artificial, familias se divierten y disfrutan de las vísperas navideñas en Iztapalapa, Ciudad de México.
En Melbourne, Australia, ya esperan con ansias a que llegue la Navidad con este enorme árbol en el centro de la ciudad.
Así mismo, los niños ya buscan sus regalos favoritos para pedirlos a Papá Noel en la noche buena.
La familia real de Bélgica también se está preparando para las festividades navideñas en el palacio de Bruselas.
En vísperas de Navidad, Santa Claus se dio tiempo para nadar y divertirse con delfines.
En un acuario de Antibes, Francia, hay un show donde delfines hacen acrobacias y se divierten con papá Noel, quien es el centro del espectáculo.
El Vaticano ya tiene listo su arbolito de Navidad, lleno de coloridos, tradicionales y divertidos adornos.
Dentro de los Alpes Franceses en Val Thorens, hay pequeñas villas que son un paraíso para los esquiadores, pero también nos hacen recordar al hogar de Santa Claus.
Cientos de personas se dan cita en el Parque Lincoln, de la Ciudad de México, para disfrutar de este show.
Este árbol multicolor proyecta diferentes luces y sonidos, mediante una bicicleta fija que cuando comienzan a pedalear en ella se van formando los gráficos.
Milán sigue iluminándose con luces multicolores, prueba de ello es el show 'Casa di Babbo Natale' ó La casa de Santa Claus.
En Santiago de Chile no pierden la oportunidad de colocar un árbol navideño en cualquier lugar, como este arbolito que fue colocado en la playa.
Este pequeño pingüino se puso muy navideño, con traje de Santa y todo.
Un show de pingüinos en el acuario de Tokio, Japón, se puso my ‘ad hoc’ a las festividades y ofrecen este espectáculo disfrazados, incluso el entrenador se vistió para la ocasión.
Estos renos dieron un paseo por las calles de Londres, Inglaterra, obviamente para llevar a Santa a su destino.
Papá Noel visitó a los niños de Rusia para saber que regalos pedirán esta Navidad.
En Francia los políticos se dan tiempo de celebrar estas fiestas, y que mejor que patinando sobra hielo.
Algunos trataron de no caerse en esta pista ubicada en los campos elíseos de Paris, Francia.
La corona británica no podía quedarse atrás con las festividades y su árbol navideño ya luce en la entrada de la residencia real.
La Reina Isabel II es una de las personalidades que celebra la Navidad a lo grande con enormes árboles navideños año con año.
Siguiendo en Inglaterra, el alcalde de Londres inauguró el árbol de navidad de New Scotland Yard, incluso ya había un regalo listo para abrir debajo del arbolito.
En Hyde Park, Londres, se puso en marcha una feria dedicada cien por ciento a la navidad.
En ella puedes encontrar muchas atracciones en compañía de muñecos de nieve, Santa, sus ayudantes etc.
Estas esferas de gran tamaño se han puesto muy de moda en los hogares de Palestina.
Desde Guadalajara, México, este Santa se dio un divertido chapuzón en el acuario de la ciudad, posando para todas las cámaras que se encontraban en el lugar.
En Londres algunas tiendas adornan sus vitrinas con gigantescas esferas plateadas.
En Moscú, Rusia, ya comienzan a tener todo listo para recibir la Navidad.
Estos gigantescos árboles crecen al norte de la capital Rusa y miden más de 10 metros.
Los niños se divierten en un parque de diversiones navideño, en Paris, Francia.
Este mágico lugar les da la oportunidad a los pequeños de divertirse a lo grande en compañía de Papá Noel y sus renos.
En los estadios de Football también se respira un ambiente navideño, como este Santa Claus que apoya a los Raiders de Oakland.
Y siguiendo en estadios, este colorido Santa apoya fervientemente a los Texans de Houston.
Papá Noel entra de cabeza por las chimeneas los hogares franceses para dejar muchos regalos a los niños bien portados.
El ayuntamiento de Melbourne, Australia, se convirtió en una mosaico de colores y luces navideñas.
También la estación Finders Street de la ciudad se iluminó con un gigantesco "Merry Chirstmas".
Santa Claus se quedo "atorado" en un balcón de la capital francesa.
Las luces de Navidad se dieron cita en la catedral de St. Mary, en Sidney.
Este show se lleva acabo año con año y miles de personas asisten a presenciarlo.
Por su parte, en Indonesia usan una tendencia hacia el color dorado, ya que consideran que traerá buena suerte el año entrante.
Claro ejemplo de ello, los adornos y esferas doradas abundan en el gigantesco árbol navideño en un centro comercial en Yakarta.
La realeza inglesa se dio tiempo de recibir a estos divertidos veteranos Papa´s Noel.
Incluso la Duquesa Camila posó al lado de un automóvil “Reno”, mostrando su lado divertido en estas fiestas.
El transporte público de la ciudad de Roma, Italia, son también adornados con luces navideñas, para no desentonar con las festividades.
En Austria no dejan de decorar con motivos navideños alrededor de lo clásico de su arquitectura.
En Medellín, Colombia, los niños están ansiosos por la llegada de la noche buena, por eso encienden velas en la espera de la navidad.
La ciudad de Roma, Italia, mantienen su espíritu navideño por los cielos, incluso los arboles en las calles lucen adornados de manera muy tradicional.
Pero el árbol central en la plaza de Venecia, ubicada en el corazón de la capital italiana es el que luce más radiante.
Ya pasando por Italia, estos árboles rosas nos muestran la diversidad que podemos encontrar alrededor del planeta, aquí lo podemos ver en Milán.
Incluso las mejores boutiques de la ciudad se ponen muy 'ad hoc' con la temporada.
Por las calles Melksham, Inglaterra se llenan de radiantes luces multicolores para celebrar la Navidad.
En Pakistan también celebran las fiestas, con sus respectivas costumbres, pero sin dejar atrás el tradicional arbolito navideño.
No podemos dejar pasar la oportunidad de compartir una panoramica del árbol de la Casa Blanca, en Washington.
En Fischbasch, Alemania, las familias se reúnen para cortar ellos mismos sus árboles de navidad, así uniendo más a los seres queridos.
El casino de Monte Carlo se vistió de Navidad multicolor, con sus luces y árboles navideños.
En la costa Francesa Papá Noel se da tiempo para darse un chapuzón con sus “ayudantes”.
O también podemos encontrar a Santa bailando el “Gangnam Style” debajo del mar de las playas de Seúl, Corea de Sur.
La nieve cubrió el este de Francia, en Strasbourg, haciendo que este gigantesco árbol quede listo para recibir la Navidad.
Al parecer la fábrica de Santa Claus esta en Múnich, Alemania, donde miles de niños asisten a ayudar a Santa a preparar todos los obsequios para la noche buena.
Beijing es parte de esta tradición, pues en las calles ya se respira el espíritu navideño.
Las calles ya estan llenas de luces y colores
Indonesia también adopta la Navidad pero con sus peculiares tradiciones.
En Palestina ya comenzaron a colocar el tradicional árbol en el centro de la ciudad.
Así mismo, las decoraciones en las calles suelen ser muy divertidas.
En todo el mundo se celebra la Navidad, pero no todos la celebramos igual, estos árboles de Navidad están muy de moda en Johannesburgo, Sudáfrica.
En Corea del Sur siguen con la fiebre del "Gangnam Style" y lo bailan hasta vestidos de Santa Claus.
También en Johannesburgo puedes encontrar estos singulares adornos navideños.
Así mismo hay de todo tipo de decoraciones navideñas al sur de África.
Miles de personas se dieron cita en la carrera anual de Santas en Liverpool, Inglaterra.
Este "retorcido" árbol es una muestra de lo loca que puede llegar a ser la Navidad.
Así se dio el encendido del árbol de Navidad en la plaza de trafalgar, Londres.
En la plaza de Concorde, Paris se dieron por comenzadas las fiestas navideñas.
Así se disfrazan en Alemania, esto si es ser un irreverente Papá Noel.
Próximos álbumes

Papás primerizos esta Navidad

Karlita, Ximena y El Dasa pa' comenzar la semana

Sarah Jessica Parker se va de compras a un mercado de pulgas en Italia

¿Qué le pasó a Renée Zellweger en la cara?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda