Publicidad | Vea su anuncio aquí

Reflejos dorados para adornar esta Navidad

Reflejos dorados para adornar esta Navidad

El lujo entra de la mano de toques de oro, una tentación que nos ofrece la decoración para estas fechas en las que caben el tradicional rojo, los blancos y también detalles de plata.

- EFE

Dale un toque de oro a tu navidad

FOTOS:  Dale un toque de oro a tu navidad

Ver fotos

Hazte el regalo de olvidarte del mundo y sus problemas y dibuja una Navidad llena de esplendor y brillos deslumbrantes. Quienes compartan estas fiestas en su hogar sentirán que les agasajas con los detalles más suntuosos.

El lujo entra de la mano de toques de oro, una tentación que nos ofrece la decoración para estas fechas en las que caben el tradicional rojo, los blancos y también detalles de plata.

Los brillos metálicos se abren paso en un momento en el que la calidez de los brillos es más necesaria que nunca. Utiliza las mezclas de colores bajo un denominador común, el oro. Siempre presente en la decoración navideña, este año se encumbra como el verdadero protagonista.

Eva Gómez, del departamento de "marketing" de la empresa de decoración "Sia", afirma que su propuesta para estas fiestas es lanzarse sin miramientos al “sofisticado lustre del oro y la plata”.

Fulgor dorado

Entona un canto a la fiesta de la abundancia, haz de la imaginación tu aliada para que la casa se llene de un fulgor intenso con pequeños detalles.

La Navidad de este año viene marcada por “el plata, el blanco y el cristal. Mucho cristal”, comenta la interiorista Maite Canterano. "El plata viejo tiene reminiscencias de oro viejo. Ambientes en los que introducimos la flor de navidad mezclada con rojos en los árboles y los centros, para dar ese toque de siempre", comenta. Para quien quiera añadir un aire fresco, este año se mezcla con el rosa fucsia y el blanco.

La interiorista reconoce que la variedad es la nota dominante esta temporada. “Tonos como el berenjena con negro, algo de blanco y oro viejo o plata”, forman parte también del ambiente decorativo navideño.

Todo ello combinado con bolas de un intenso verde o turquesa reflejan la viveza del momento.

Centros de flores secas en blanco, de orquídeas, hortensias, ramos campestres o liliums espolvoreados con finas gotas de brillantina dorada dan intensidad y sofisticación al ambiente. También se pueden combinar con bolas doradas o plateadas.

Los portavelas son sencillos y magníficos elementos para crear una atmósfera acogedora. El calor de una vela en un recipiente de cristal dorado te permitirá, con poco, crear el ambiente que deseas. En ocasiones especiales, bolas de cera nacaradas y talladas son las que se encargan de fomentar la iluminación.

Las luces nos ayudan a recrear con su intensidad los tonos que más deseamos. Diminutas bombillas cayendo en cascada por una pared o diseminadas estratégicamente por el árbol o las coronas de pino que ya forman parte de la decoración de interior y no sólo de exterior.

El árbol se viste de gala

"Pottery Barn" lo decora con estrellas doradas que destacan sobre el verde intenso de sus ramas. Si añade unas piñas recogidas en el campo, no necesitará más.

Bolas con el mapa del mundo y símbolos de la paz dibujados en purpurina son una opción muy actual para la decoración en el interior de nuestro hogar. Conchas de mar, tazas, cucharas como si fueran juguetes y pájaros de alas generosas son algunas de las opciones, sin olvidar algo tan sencillo como lazos confeccionados con una sencilla cinta dorada.

La emoción de las últimas horas de la noche, especialmente durante la fiesta de Fin de Año y el cambio de década, se aferran a las vibrantes burbujas de un buen cava o champán, y aquí de nuevo el oro vuelve a ser el protagonista. Para ello, nada mejor que elegantes copas, con un filo dorado al final de su estilizado diseño.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí