Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿No estás feliz con tus compras? ¡Soluciónalo con estos tips!

Receta para sacar provecho si eres un cliente insatisfecho

Receta para sacar provecho si eres un cliente insatisfecho.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Regalos para Él

FOTOS:  Regalos para Él

Ver fotos
Para jóvenes: Ropa

FOTOS:  Para jóvenes: Ropa

Ver fotos
Para niños: Ropa

FOTOS:  Para niños: Ropa

Ver fotos
Regalos para Ella

FOTOS:  Regalos para Ella

Ver fotos
Para el hogar: Decoración

FOTOS:  Para el hogar: Decoración

Ver fotos
Para el hogar

FOTOS:  Para el hogar: Electrónicos

Ver fotos

Digamos que algo que compraste está descompuesto o no funciona de la forma en que debería. Si no te esfuerzas y exiges una reparación gratuita, una sustitución o un reembolso, ¡oficialmente reprobaste la prueba de la rueda que rechina. (Hay un viejo refrán que dice: A la rueda que rechina, le ponen aceite). Esto significa que al que no se queja, no le hacen caso!

Las personas que no reclaman, pierden dinero y les facilitan a las empresas a que solamente les brinden mejoras y remedios a las personas que sí hacen escándalo, comenta Amy Schmitz, una catedrática de la Universidad de la Escuela de Derecho de Colorado, y autora de “Access to Consumer Remedies in the Squeaky-Wheel System” (Acceso a las compensaciones para los consumidores en el sistema de reclamos “de las ruedas chirriantes”), publicado en el boletín Pepperdine Law Review. El truco radica en saber cómo reclamar de manera efectiva. Si lo haces de esta manera, puedes estar en el grupo de aquellos que sí consiguen lo que quieren. Aquí te mostraremos cómo “rechinar” y tener buenos resultados.

No seas tímido

Las empresas están contando con que te da vergüenza quejarte, o que te apena ser visto como una plaga o como alguien que trata de aprovecharse del sistema, especialmente si es una mujer, menciona Schmitz. A las mujeres se les enseña a ser colaboradoras y a menudo se sienten con menos derecho que los hombres para pedir lo que quieren en una negociación. También temen que van a reforzar los estereotipos negativos. Debido a esto, las mujeres obtienen menos satisfacción que los hombres cuando reclaman.

Plantea tu caso

Antes de quejarte, revisa minuciosamente las políticas de reembolso, las preguntas más frecuentes, y los términos y condiciones en las páginas web de la empresa para que conozcas tus derechos. Observa los términos que te parecen injustos. Algunas empresas incluyen intencionalmente términos irrazonables o inaplicables que esperan que las personas acepten y ya. Además, junta los estados de cuenta de tarjetas de crédito, recibos, y cualquier otra documentación pertinente.

Se amable

Solicita educadamente lo que deseas y se específico al respecto. ¿Estás solicitando un reembolso, una sustitución o alguna otra cosa? Dile al representante de servicio al cliente que deseas continuar tu relación comercial con la empresa. Si de otra forma, pareces furioso, el representante podría concluir que la empresa ya lo ha perdido como cliente y lo va a ignorar.

Sigue presionando

Solicita el nombre del representante con el que hablas, y pide un número de referencia o confirmación del reclamo para que puedas darle seguimiento. No te rindas si la primera persona con la que hablas no es útil. Tal vez esta persona no tenga la autoridad para solucionar el problema. Solicita hablar con un gerente autorizado que pueda tomar cartas en el asunto.

Ponte serio

Si tu reclamo no llega a ninguna parte, haz saber al encargado que estás dispuesto a publicar la queja en línea (no se olvide de la página de Facebook de la empresa, lo que puede ser muy eficaz), y presenta tus reclamos ante entidades para el consumidor (ir a usa.gov/directory/ stateconsumer) para obtener una lista de entidades estatales, y al Better Business Bureau. Asimismo, trata de enviar un correo electrónico a los altos ejecutivos. (Para obtener ayuda, visita Consumerist.com, nuestro sitio web asociado, y busca la sección de “executive e-mail”. Además, ¡se persistente! Schmitz indica que mientras más persistente sea la persona, aumentan las probabilidades de tener éxito”. Cuando este proceso se acabe, especialmente si obtienes lo que deseas, publica tu historia en los foros en línea para ayudar a otras personas o “ruedas rechinadoras” que tengan las mismas quejas en el futuro.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí