Predicciones zodiacales 2013 para Europa y Asia

Predicciones 2013 para Europa y Asia

Predicciones 2013 para Europa y Asia

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Europa y Oriente medio

 

Durante este año 2013 que numerológicamente suma seis y coincide con la vibración energética de varios países europeos, notaremos un cambio dinámico dentro de la estructura socio política de la Vieja Europa. Veamos, por ejemplo, el panorama de los eclipses y su influencia en el mundo: El 25 de abril tendremos eclipse lunar en Escorpión, luego el 8 de mayo solar en Tauro, posteriormente, un eclipse lunar el 24 en Sagitario, y otro lunar el 18 de octubre en Aries con el último eclipse solar el 3 de noviembre en Escorpión.

Estos eventos, unidos a los respectivos regentes de cada uno de los países que conforman la Comunidad Europea proyectan un escenario sui generis dentro del contexto mundial que vive la región y su papel en el mundo.

El problema mayor en los países que integran la Comunidad Europea seguirá siendo la crisis económica aunque felizmente se estarán dando pasos muy concretos para combatir los factores instigadores de la misma y se observará una mejoría en lo que en el año pasado se presentó de una forma bien aguda en países como Grecia, con una delicada situación de desequilibrio fiscal.

Los países europeos tomarán acciones conjuntas para enfrentar peligros terroristas y otras situaciones similares surgidas a raíz de la inestabilidad socio-política imperante en el Oriente Medio. No obstante, tanto Alemania como el Reino Unido saldrán al rescate de las economías más débiles como las de Grecia y Portugal. Asimismo en España se observa un mejoramiento de la crisis y una disminución del llamado “paro” aunque ciertas medidas tomadas por el gobierno no serán del agrado de la mayoría de los españoles y habrá huelgas y movimientos obreros.

Asimismo, también en España se discutirá seriamente la separación de la región de Cataluña para conformar un nuevo estado europeo, y se replantearán exigencias similares para el país Vasco Éuskadi- así como para Galicia. El gobierno español hará concesiones y se estará hablando de una nueva configuración política, pero no parece haber una materialización de estas propuestas sino otros arreglos que conceden aún más autonomía a ciertas regiones españolas y conforman una especie de unión singular a la que existe en el Reino Unido entre Irlanda, Escocia, Inglaterra y el País de Gales.

Se vislumbra así mismo una mejor situación económica hacia mediados de marzo con la irrupción de la primavera y el equinoccio y posteriormente los eclipses subsiguientes que traerán consigo un aire total de renovación en el país. La crisis financiera parece estar terminando y habrá nuevas opciones y oportunidades en las que España podrá participar junto a Alemania y otros países de la Comunidad Europea en el saneamiento de la economía.

Hacia la época de los eclipses existe el peligro de terremotos o sismos en la región sur de Italia y también en Grecia y Turquía. En Polonia habrá disturbios al quererse promulgar leyes que se consideran retrógradas por su contenido racista y homofóbico contrario a la política general de la Unión Europea. Asimismo, debido a la inmigración procedente de África y el Oriente Medio, en su mayoría musulmana se fortalecen partidos de corte neo nazi anti inmigrantes y se aplica medidas más fuertes para impedir el tráfico ilegal de personas y la creación de estados dentro de estados.

Oriente Medio

Los cambios que han ocurrido dentro del mundo árabe en países como Egipto, Libia, y Siria principalmente, así como los conflictos entre Hamas e Israel, los encuentros armados con la Franja de Gaza, el problema de los asentamientos judíos y el reclamo palestino de una parte de Jerusalén como su capital serán factores álgidos que crearán un clima de gran tensión este año en esa parte del mundo. Sin embargo, contrario a los que muchos podrían pensar, existe una gran voluntad política para resolver de forma diplomática los problemas de la región y aunque las corrientes son contradictorias la correlación de fuerzas y el escenario internacional entre Rusia, China, los países árabes, Israel, la Comunidad Europea, Irán, Pakistán y la India crean un verdadero crucigrama en que todos los elementos se aúnan para tratar de evitar una confrontación Este-Oeste, o entre Irán e Israel.

La región de Afganistán continuará siendo una especie de “papa caliente” dentro del contexto internacional, aunque debido a la mayor influencia de países vecinos y a una suavización de las posturas radicales extremistas del Talibán comenzará a verse un clima o espacio de distensión que paulatinamente irá cambiando el rostro del país, el cual, sin perder su idiosincrasia islámica se estará aliando a otros países musulmanes de los cuales precisa para poder subsistir, especialmente Pakistán.

Las relaciones con Pakistán serán tensas, pero no llegarán al conflicto y la intervención de la India y otros países de la región ayudarán a que se mantenga un equilibrio entre las fuerzas que pugnan por una radicalización del Islam y las más moderadas. Las tensiones se centrarán más alrededor del desarrollo atómico de Irán que se mantendrá bajo control internacional.