Publicidad | Vea su anuncio aquí

Vida y Familia  > Es el Momento  > NASA y Tú

  • thumb1
  • thumb2
  • thumb3
  • thumb4
  • thumb5
  • thumb6
  • thumb7
  • thumb8
  • thumb9
  • thumb10
  • thumb11
  • thumb12
  • thumb13
  • thumb14
  • thumb15
  • thumb16
  • thumb17
  • thumb18
  • thumb19
  • thumb20

Al infinito y más allá

Univision.com invitó a un grupo de niñitas a que entrevistaran al astronauta y la sorpresa de la calidad de las preguntas fue asombrosa.
José de haber trabajado como jornalero en su niñez, se ha convertido en un orgullo de la comunidad hispana, luego de que lograra el sueño más anhelado de cualquier ser humano: ir a una misión en el espacio. Sueño que el astronauta mexicoamericano logró el 28 de agosto del 2009, cuando estuvo 15 días en la Estacion Espacial Internacional.
¿Por qué quisiste ser un astronauta?, preguntó Natalia Cancino. "Yo tuve tres eventos en mi vida, que es cuando se cristalizó mi meta de ser astronauta. La primera vez fue cuando iba a trabajar al campo con mi papá, íbamos en el auto en la madrugada, ahí veía las estrellas bien brillantes, bien bonitas, eso me atrajo mucho a las estrellas".
José que ha cautivado por su sencillez y su manera tan cálida de interactuar con los estudiantes, agradece cuando le dicen que se ha convertido en un ejemplo y orgullo de la comunidad hispana. "Por eso estoy aquí para decirle a los niños y jóvenes que nos están viendo que si yo pude, ustedes también. La clave para realizar el sueño es la educación, tener buenas calificaciones, ir a la Universidad o estudiar una carrera técnica, como ciencias, tecnología o matemáticas".
Llegó el turno de Renata Mora: ¿Cuántos años tenías cuando fuiste por primera vez al espacio? "Mira, yo he ido al espacio una sola vez y fue el año pasado, yo tenía 47 años cuando fui, espero no sea la última". "Fue una experiencia muy interesante, eso sí, duré 12 años tratando de entrar a la NASA, así que no hay que perder la esperanza cuando les digan 'no' la primera vez. Hay que seguir intentando para conseguir sus metas".
¿Cuál fue tu primera misión cuando fuiste al espacio? "Mi primera misión fue ingeniero de vuelo. Yo era quien tenía que saber más de todos los sistemas del trasbordador. Si algo no funcionaba, yo tenía que saber cómo arreglar esa situación".
¿Viste los otros planetas?, siguió la entrevista. "Sí los he visto, no se ven más grandes, pero sí se ven más claros, porque nada más estamos como a 350 kilómetros de altura de la Tierra, no es mucha la diferencia, pero como no está la atmósfera por eso es que se ven muy claritos".
¿Se mira bonita la Tierra?, preguntó Natalia Cancino. "¡Ay sí!, se mira bonita. Fueron dos cosas que yo me dí cuenta en el espacio. La primera fue que debemos cuidar nuestro medio ambiente, porque lo que nos está manteniendo aquí vivos en este planeta es la atmósfera, el aire que respiramos, y si queremos dejar nuestro planeta en las condiciones que lo encontramos, para nuestros hijos y para los hijos de ustedes, creo que debemos cuidarlo y hay que reciclar y hay que usar la bicicleta".
"Lo que yo vi, cuando vi la tierra por la ventanita, es que no podía distinguir los países, no porque no supiera, sino porque todo estaba del mismo color y no se distinguía la frontera con la que acababa Canadá e iniciaba Estados Unidos y donde acababa Estados Unidos e iniciaba México y se me hizo tan hermoso decir que realmente somo uno en este planeta y qué bonito que nuestros políticos tuvieran esa misma experiencia para que se dieran cuenta que realmente somos uno y que no hubiera ninguna guerra, ningún conflicto. Sería un mundo mejor aquí".
Mariana Mora trajo a la entrevista la pregunta incómoda: ¿Qué sugieres para los inmigrantes ilegales que no pueden estudiar en la universidad? "Yo lo que les digo a estos jóvenes es que nunca pierdan la esperanza. Yo siempre pienso que hay método de poder estudiar, por ejemplo si se les cierran las puertas de poder estudiar aquí en Estados Unidos, yo sé que en Chicago hay una sucursal de la UNAM, donde uno puede estudiar y ahí no se requieren los papeles".
"Yo creo que también la Universidad de Chihuahua tiene un programa acá en los Estados Unidos. Todo eso deben de buscar para poder tener una educación. Eso sí les digo, tal vez se tardarán un poquito más, pero tarde o temprano van a llegar a su meta. Lo importante es que nunca se rindan y que sigan adelante con sus estudios".
¿Comiste comida mexicana en el espacio?¿Sabes lo que utilizamos para comer? Una tortilla. Entonces comemos todo en tortilla, nuestro arroz, nuestro pollito y lo hacemos un taquito y lo comemos todo en nuestra tortilla. Así que nosotros los mexicanos contribuimos a la misión del espacio llevando nuestras tortillas".
Desde que volvió José Hernández del espacio, el mexicoamericano ha realizado una intensa actividad como vocero de la NASA. Lo mismo que va a conferencias de Tijuana hasta la Ciudad de México y luego de vuelta a su querido Michoacán. Puede ser que otro día lo inviten a Harvard o le den un Honoris Causa.
"Yo siempre he soñado ir al espacio", dijo Frida cuando tocó su turno: "¿Sabes cómo puedes llegar?, estudiando mucho, obedeciendo a tu papá y tu mamá, entregando tu tarea, agarrar buenas calificaciones y entrar a una carrera de STEM que es el área de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Entonces haciendo eso puedes realizar tu sueño. Tener ganas y perseverancia. Si te dicen no una vez, deben tener perseverancia".
¿Y qué van a ser cuando sean grandes? Natalia: "Yo quiero ser doctora, pero astronauta suena interesante". "Fíjate tenemos doctores y doctoras que son astronautas, así que puedes ser los dos". Mariana: "Quiero ser directora de cine". "¡Muy bien!, para que hagas la película de mi vida". Renata y Frida se mostraron indecisas, pero José ofreció: "Frida, ojalá y seas astronauta y ahí te espero en la NASA ¿ok?
Debido a que José Hernández prácticamente acaba de regresar de una misión que lo tuvo 14 días en el espacio, para prioridades de la NASA, él se encuentra en el último lugar en la larga fila de candidatos a próximas expediciones espaciales. Sin embargo, José dice que tiene una misión personal y esa es la de ver que sus hijos lleguen hasta la universidad.
Y ahí como lo ven. Un día José puede estar departiendo con el Presidente de México, a la siguiente semana estar en la Casa Blanca, pero en fines de semana no falla para ir a su casa en Houston, para reunirse con su familia. Ahí lo esperan sus cinco hijos y su esposa, quien tiene un restaurante de comida mexicana, "y ya con eso ella tiene mucho trabajo", sentencia José.
¿Qué es lo mejor de Michoacán que siempre tienes en tu casa? Sin pensar dos veces y casi instantáneamente José contesta: "Mi esposa". Y es que su amor de 18 años es bien correspondido por ella. José asegura que su esposa lo consiente y en su cumpleaños cocina su platillo favorito: mole con pollo, la especialidad de la señora Hernández.
Si José tuviera que pensar en un sueño latino, inmediatamente contesta: "ese sueño sería que un niño latino pueda decir, 'quiero ser doctor, o quiero ser presidente o astronauta'. Que no lo vean como un sueño inalcanzable. Cuando lleguemos a ese momento podré decir: 'hemos llegado como latinos a conquistar el sueño'".
"Me considero mexicano. También me considero americano", dice José cuando le preguntan en dónde nació. "En el corazón existe capacidad para amar a más de un país. Yo doy charlas aquí en Estados Unidos para animar a nuestra juventud latina, al igual que lo hago en México, para animar a nuestros mexicanos para que terminen sus estudios"

El astronauta José Hernández se unió a la iniciativa de Es el momento inauguró el sitio NASA y Tú

Publicidad | Vea su anuncio aquí