Enlaces Relacionados

  • Decoración en gris
  • Estilos de decoración contra la crisis
  • Espacios saludables
  • Decoración en gris
  • Flores en las ventanas
  • Lavavajillas
  • Prepara tu casa para el Año Nuevo Chino
  • Un 'bouquet' para decorar tu hogar
  • La casa barco
  • Tips de feng shui en casa
  • Flores en las ventanas
  • Ponle Estilo A tus Ventanas 190x250
  • ¿Hacer la cama?

Cómo evitar que el moho entre a tu casa

Aunque venga la temporada de organizar fiestas y preparar cenas en el hogar, no te olvides de darle el mantenimiento necesario a tu casa. Algo con lo que debes tener cuidado es con el moho, que según John Stark , director de marketing de Simonton de Windows, siempre que haya materiales orgánicos presentes en tu casa como madera, cartón o papel , el moho puede crecer en cualquier lugar.
El vinilo que puede estar presente en las ventanas con fines decorativos, por sí sólo, no alienta el crecimiento del moho, pero las partículas orgánicas que se encuentran en el aire, sí, sobre todo porque las ventanas son un área con mucha humedad.
Pero ¿cuáles son esas partículas de polvo que forman el moho? Pueden ser desde fragmentos microscópicos de polen hasta la caspa de las mascotas o los pequeños insectos muertos los que forman el polvo doméstico normal.
Según los expertos, la limpieza periódica de ventana de vinilo, los umbrales y demás superficies, ayuda a eliminar la posibilidad remota de que el moho invada las ventanas. Al eliminar los restos orgánicos, como el polvo y la suciedad, ayudarás a mantener los vinilos de las ventanas libres de esporas de moho.
Sin embargo, con las bajas temperaturas que se avecinan, es vital encender la calefacción dentro del hogar, lo que provocará que la humedad del ambiente se condense y vaya a dar a los cristales de las ventanas porque son las que están en contacto con la temperatura del clima exterior.
Esto también se ocasiona por una ventilación poco adecuada, la humedad puede acumularse en las ventanas y paredes de las actividades diarias del hogar, tales como duchas de agua caliente, agua hirviendo de la cocina y lavavajillas de apertura después del ciclo de limpieza.
Debes tomar medidas contra esto y evitar tener ventanas sudorosas. No hay que preocuparse por ello y manos a la obra, compra un ventilador y un deshumidificador, éstos te ayudarán a reducir efectivamente la humedad en el hogar.
No obstante, otros factores afectan las ventanas y llega el tiempo en que necesitan ser reemplazadas. Si tienen importantes fugas de aire, no cierran correctamente o no logran actuar como una barrera sólida para el medio ambiente, lo que es sumamente importante en la temporada invernal, entonces es el momento de considerar la sustitución por nuevas ventanas de bajo consumo de energía.
Los informes de Florida Solar Energy Center indican que los niveles de humedad en el hogar son uno de los elementos más fáciles de alterar por lo que puedes prevenir muy fácilmente en todas las áreas de tu hogar que el moho crezca.
Por lo general, las personas prefieren los niveles de humedad que están por debajo de los niveles necesarios para el crecimiento de moho. Con el simple hecho de usar ventiladores de techo y reduciendo, por lo menos esta temporada, el número de plantas dentro de la casa, puedes evitar el moho.
Igualmente es muy recomendable dejar que el aire circule dentro de tu hogar dejando abiertos los espacios interiores, es decir, manteniendo abiertas, durante el día, las puertas y armarios de las habitaciones.
Hay prácticas que también debes cambiar. Si tienes persianas en las ventanas, debes dejar de mantenerlas cerradas todo el tiempo, esto también sucede con las cortinas pesadas, lucen muy bien pero crean el espacio cerrado y húmedo perfecto para que el moho aparezca.
Crea la rutina de abrir diariamente las ventanas y las cortinas para aumentar la ventilación y asegúrate de que los deflectores de la ventilación estén colocados de manera que en lugar de que desvíen el aire de la habitación hacia el techo, sea en dirección a las ventanas. Con estos consejos, tus ventanas serán un rincón del hogar por el que no tendrás que preocuparte en esta temporada.