Publicidad | Vea su anuncio aquí

Salma Hayek pide respeto para todas en el Día Internacional de la Mujer

Salma Hayek contra la violencia

Aunque la actriz nunca ha vivido en sus propias carnes la lacra de la violencia contra las mujeres, la mexicana quiso compartir con los asistentes a un evento de Naciones Unidas algunos recuerdos de juventud que ilustran su postura sobre el maltrato.

- Getty Images

Las mujeres más poderosas

FOTOS:  Las mujeres más poderosas del mundo

Ver fotos
cea

FOTOS:  Encuentra el balance en tu vida

Ver fotos
Conviértete en una sembradora de alegría

FOTOS:  Conviértete en una sembradora de alegría

Ver fotos
101129_AmistadHombreMujer

FOTOS:  Atrás la atracción física

Ver fotos
Triunfa sin miedo

FOTOS:  Triunfa sin miedo

Ver fotos

Salma Hayek aprovechó su encuentro con líderes mundiales en la ONU para decir que el problema de la violencia doméstica debería importarle especialmente a los hombres.

En un conmovedor discurso frente a diplomáticos de varias naciones, y en algunos momentos con la voz quebrada, la estrella mexicana del cine dejó clara ante la comunidad internacional su profunda preocupación por el flagelo de la violencia doméstica.

Una de cada tres mujeres sufre violencia

"Lo importante de estar hoy aquí y comprometerse con la causa es que necesita mucho apoyo, no sólo hoy sino todos los días. ¡Esto necesita especialmente apoyo de los hombres!", dijo en un aparte con la AP Hayek, quien confesó sentirse más nerviosa ante el público de diplomáticos que en su reciente participación como presentadora en los premios Oscar.

Representantes de varios países, entre ellos Pakistán y Liberia, escucharon atentos los llamados de atención de la actriz sobre la necesidad de colaborar en una iniciativa global contra la violencia doméstica y la falta de conocimiento de lo que viven a diario mujeres en todo el mundo.

"Una de cada tres mujeres en el mundo es víctima de esto, es increíble, tanto que hemos avanzado en la humanidad, y a la mujer todavía no se le da el respeto que se merece", dijo a The Associate Press.

Señaló además que en el mundo no todos los países enfrentan el problema del hambre pero sí el de la violencia doméstica. Y además celebró el hecho de poder reunirse con diferentes organizaciones internacionales y conocer en persona a quienes les conmueve, al igual que a ella, la situación que se vive en todos los continentes.

Afortunada por no sufrir violencia

Aunque la extrovertida actriz nunca ha vivido en sus propias carnes la lacra de la violencia contra las mujeres, la mexicana quiso compartir con los asistentes a un evento de Naciones Unidas algunos recuerdos de juventud que ilustran su postura sobre el maltrato.

La conocida artista presenció durante su niñez cómo un hombre golpeaba sin piedad a su mujer en medio de la calle, una dramática escena que motivó la intervención de su padre para poner fin a la paliza. Aunque el progenitor de Salma logró reducir al maltratador y, de paso, erigirse en todo un héroe para su hija, la intérprete fue testigo acto seguido de cómo la señora se enfrentó a su padre violentamente por haberla defendido de su marido.

"La primera vez que vi un episodio de violencia doméstica fue en las calles de México. Estaba dando un paseo con mi padre cuando nos encontramos a esta pareja peleándose y discutiendo en medio de la calle. El hombre se ensañó con la mujer de tal manera, que mi padre no pudo resistirse y se metió de lleno para apartarle de la pobre señora. Mi padre luchó contra el maltratador y le ganó pero, mientras yo me decía a mí misma que mi padre era un héroe, la víctima se giró y empezó a golpear a mi padre con furia por haberla defendido. Yo no entendía absolutamente nada de lo que estaba pasando, me encontraba totalmente confundida", reveló Salma durante su discurso en la conferencia sobre la erradicación de la violencia contra la mujer.

Trabajando por la causa

La trágica vivencia quedó marcada para siempre en el subconsciente de la estrella de cine y, posteriormente, motivó que la azteca se implicara activamente en diversos proyectos para la promoción y defensa de los derechos de la mujer. Además de donar grandes sumas de dinero a iniciativas como la construcción de un refugio de mujeres en su México natal, Salma ha prestado recientemente su imagen y dedicación a una campaña sobre la igualdad de oportunidades en la que comparte protagonismo con la cantante Beyoncé. El programa 'Chime for Change', promovido por la casa de moda Gucci, también supone una de sus primeras colaboraciones solidarias con François-Henri Pinault, su marido y presidente del conglomerado que integra a la firma de lujo, a quien la artista no dudó en elogiar durante su participación en el evento.

"Yo nunca he vivido esto en mi familia, y a mí personalmente nunca me ha pasado. He tenido la suerte de conocer a un gran hombre francés (en referencia a su marido), y se me eriza la piel al pensar que estos casos de violencia los sufren muchas mujeres en el mundo. Esto es algo que nos ofende a todas las mujeres por igual, y es una cosa que también debería indignar a los hombres", explicó según la agencia BangShowBiz.

La actriz, quien dijo haber trabajado desde los 17 años por la causa, resaltó que involucrarse de cerca con personas afectadas fue una de las mejores cosas que había hecho en su vida.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí