Publicidad | Vea su anuncio aquí

Evita comer rápido, le puede traer muchos problemas a tu cuerpo

Evita comer rápido

Evita comer rápido

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Copia el estilo de las famosas

VIDEO:  Copia el estilo de las famosas - Univision

Ver videos
Consejos para organizar tu hogar

VIDEO:  Consejos para organizar tu hogar - Despierta América / Univision

Ver videos
Remedios caseros para evitar las varices

VIDEO:  Remedios caseros para evitar las varices - Despierta América / Univision

Ver videos
Evite los gérmenes que causan enfermedades

VIDEO:  Evite los gérmenes que causan enfermedades - Despierta América / Univision

Ver videos
Conviértete en una sembradora de alegría

FOTOS:  Conviértete en una sembradora de alegría

Ver fotos
Cómo combatir el agotamiento mental

FOTOS:  Cómo combatir el agotamiento mental

Ver fotos
Ventajas y desventajas de los tacones

FOTOS:  Los zapatos altos, lindos pero peligrosos

Ver fotos
Los enemigos de tu sonrisa

FOTOS:  Algunos alimentos acaban con tus dientes

Ver fotos
Consejos para que mantengas la felicidad

FOTOS:  Ser feliz depende de ti

Ver fotos

Riesgos

Ya sea debido al vertiginoso ritmo de vida, que causa estrés y prisas con el consiguiente descontrol en las comidas, o a causa de los malos hábitos alimentarios adquiridos durante la infancia y juventud que se mantienen en la edad adulta, muchas personas ‘pisan el acelerador’ cuando se están alimentando. Sin embargo, distintos estudios demuestran que comer con rapidez y sin tranquilidad tiene repercusiones negativas para el organismo.

Es importante que conozcas esos riesgos que corre tu salud si eres de las que come a toda velocidad, sobre todo para que los modifiques y puedas mejorar tu calidad de vida.

Diabetes

Comer demasiado rápido podría aumentar el riesgo de padecer diabetes, de acuerdo a un estudio preliminar, de la  Universidad Lituana de Ciencias de la Salud.

Los investigadores lituanos, dirigidos por la doctora Lina Radzeviciene, compararon a 234 pacientes con diabetes tipo 2 con 468 personas que no padecían esta enfermedad y encontraron que aquellos que comían con mayor rapidez tenían 2.5 veces más probabilidades de sufrir de diabetes que los que se alimentaban de forma más pausada.

Comer en exceso

Otra investigación de científicos griegos, ha comprobado que comer demasiado rápido también puede conducir a comer en exceso, porque engullir los alimentos de forma apresurada limita la liberación en el intestino de aquellas hormonas que desencadenan la sensación de saciedad.

Los participantes en el estudio comieron helado a diferentes ritmos. Antes y después de esta comida se midieron sus niveles de glucosa, insulina, lípidos en sangre y hormonas intestinales asociadas a la sensación de llenura.

Quienes tardaron 30 minutos en comer el helado presentaron las concentraciones más altas de las hormonas intestinales y tendían a sentirse más llenos que los que comieron en menos tiempo.

"Algunos trabajos previos apoyan la idea de que comer rápido puede conducir a una ingesta excesiva de alimentos y a la obesidad. Nuestro estudio ofrece una explicación para este fenómeno al mostrar que el ritmo al que se come podría impactar en la liberación de hormonas intestinales que le dicen al cerebro que deje de comer", ha señalado el autor principal del informe, el doctor Alexander Kokkinos, del Hospital General Laiko en Atenas.

Alimentos de poca calidad

Un encuesta entre casi 1,700 jóvenes estadounidenses en edad universitaria reveló que el 42 por ciento de las mujeres y el 35 por ciento de los hombres no tenían tiempo para sentarse a la mesa a comer y eso los hacía elegir alimentos de peor calidad.

Las mujeres y los hombres que habitualmente comían en compañía de otras personas tendían a tener una alimentación de mejor calidad, que incluía más frutas y verduras.

En cambio, quienes tendían a "comer de paso" elegían habitualmente comida rápida e ingerían más grasas saturadas y gaseosas y menos alimentos saludables.

"Esto demuestra la importancia de dedicarle tiempo a las comidas y compartirlas con amigos o familiares", explicó la investigadora principal del estudio, la doctora Nicole I. Larson,  de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

Para la doctora Larson, la gente debería dedicarle más tiempo a las comidas como lo hacen con cualquier otra actividad importante, y "cuando no hay otra opción que comer rápido, han de elegir algún alimento saludable”, como las frutas frescas o secas, los vegetales prelavados, las galletas de granos integrales y el queso en "hebras" de tipo light.

Problemas digestivos

De acuerdo a algunos nutricionistas,  para evitar la indigestión, que produce síntomas como pesadez y dolor de estómago, entre otros, conviene conocer "cómo funciona el estómago".

Según el doctor Gonzalo Guerra Flecha, director del Centro Médico Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED) es importante saber que “a medida que aumenta la velocidad a la que se come, el estómago multiplica el tiempo que tarda en hacer la digestión”.

Para evitar las indigestiones, habituales en las fiestas navideñas y otras ocasiones del año que fomentan las comidas copiosas y los excesos gastronómicos, el doctor Guerra Flecha recomienda “comer despacio, masticar bien y no ingerir bebidas alcohólicas si antes no se ha tomado ningún alimento”.

Para evitar indigestiones navideñas el director de CMED sugiere comportarse "como normalmente se hace en una boda. Se empieza a comer a las ocho de la tarde con los aperitivos, a las diez se empieza a cenar, se termina a la una de la madrugada y luego a lo mejor a las tres hay una nueva cena".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí