Publicidad | Vea su anuncio aquí

Propuestas para trabajar desde tu casa

Propuestas para trabajar desde tu casa

Madres que trabajan desde su hogar

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cómo compatibilizar vida en familia y vida personal, es el gran desafío de las madres modernas. Tener un marido contento, unos hijos bien educados  y una vida personal plena requiere de estrategias inimaginables en la época de nuestras abuelas. Lo importante es no tirar la toalla por la ventana antes de tiempo. Se trata de saber encontrar las diferentes posibilidades y recursos de los que disponemos, para poder satisfacer las necesidades de crecimiento personal, sin descuidar el hogar.

Prioridades y objetivos económicos

Según datos del Pew Research Center for The People & the Press, el 48% de las mujeres encuentra dificultad en conciliar sus responsabilidades familiares con las laborales, mientras que la falta de dinero afecta al 59 % de las mamás. Pero hay un resultado mucho más revelador, y es que el 93% de las madres considera a sus hijos como la fuente más importante de felicidad y satisfacción.

Los números son contundentes. Lo ideal entonces, sería encontrar un trabajo acorde a nuestras prioridades. Pero cómo hacer y qué aspectos debemos considerar. Al respecto, Cathi Brese Doebler, dueña de la consultora laboral ditchthe.com, con años de experiencia en el área de recursos humanos, hace las siguientes recomendaciones:

Saca provecho de tus capacidades. Pasa tiempo pensando en tus fortalezas o habilidades. Pregúntate si puedes utilizarlas en un trabajo a medio tiempo.

Reorganiza tu tiempo. Considera como reestructurar tus horarios. Determina qué cambios deberías hacer para que el tiempo te sea más rentable. Quizá deberías reducir las horas que pasas con determinado proyecto o pasatiempo.

Sírvete de la tecnología. Los avances tecnológicos pueden hacer tu trabajo más flexible. Hay un sinfín de actividades que se pueden desarrollar desde el espacio virtual. Ya no necesitas estar sentado frente a un cliente para poder atenderlo.

Prevé y organízate. Si decides comenzar un negocio desde tu casa, recuerda que vas a necesitar ayuda con tus tareas habituales. Busca apoyo en tu familia. Por otro lado, ten en cuenta que deberá pasar algún tiempo hasta que el reconocimiento laboral se vea reflejado en tus ganancias.

Analiza y reajusta. Cada seis meses, junto a tu esposo, reevalúa las prioridades y los objetivos económicos de la familia. Realicen un análisis honesto de cómo han salido las cosas en los últimos meses y decidan si hay necesidad de efectuar algunos cambios.

Cuándo la realidad apremia

Pintar cajas de madera o ayudar a tu vecina con el jardín puede ser muy  reconfortante, lo interesante es aprender a sacar rédito económico de esos momentos. En épocas en las que la realidad apremia puedes encontrar la forma de hacer que la recompensa intrínseca vaya acompañada de una motivación extrínseca. Es decir, ganar dinero haciendo algo que te guste, o al menos, algo que te permita no descuidar lo que te guste.

Para estar activa, ingresar dinero y a su vez no descuidar el hogar tienes que analizar las opciones que el mercado de hoy te ofrece y optar por la que más se adapte a tus necesidades. Te pasamos algunas ideas:

1. Servicio al cliente desde tu casa

Por teléfono, vía internet, tienes la oportunidad de atender las necesidades de los clientes de diferentes compañías, sin tener que dar el presente en ninguna oficina. En sitios como arise.com o liveops.com, puedes registrarte y certificarte para luego conectarte con la empresa en cuestión y ofrecer tus servicios en inglés o en español.

 “Todo lo hice online. Primero, luego de varios días de entrenamiento, obtuve mi certificación con arise.com. La certificación me habilitó para seleccionar una empresa con la cual trabajar. Yo opté por American Automobile Association (AAA). Con la compañía obtuve una segunda certificación que me capacitó para atender los llamados de los clientes que necesitan reparar sus carros. Mi contrato con AAA es por tres meses. Ellos me pagan por llamada atendida”, contó Mercedes Soler, de Miami, FL.

2. Publicidad desde tu carro

Ahora no sólo gastas dinero con tu automóvil –seguro, mantenimiento, cuotas de alquiler- sino que también puedes ganar dinero con él. Compañías como Coca-cola, Nikon o Fox, te pagan a cambio de que manejes el vehículo envuelto en sus logos y gráficas publicitarias. Para envolver tu carro con una marca de renombre, debes cumplir con ciertos requisitos. Tener más de 18 años de edad, un historial que demuestre que eres responsable al volante, vivir en una zona de influencia y demás condiciones que determinen el nivel exposición del aviso. Los ingresos dependerán, entre otras cosas, del tamaño del carro y de las millas que recorras diariamente.

Si estás dispuesta a manejar un vehículo decorado con dibujos y slogans de marca, debes enlistarte en sitios como getpaidfordrive.com o carmoney24.com. Pagando una cantidad aproximada de $50.00, estos sitios te garantizan el acceso a su listado de compañías interesadas en publicitarse.

3. Data Entry

Se trata de la transcripción o codificación de datos. Algo que puedes hacer desde tu casa, con una computadora y sin tener que reportarte diariamente. Sólo necesitas acceso a Internet y conocimientos básicos de tipeo. Este tipo de trabajos son vitales, por ejemplo, para oficinas médicas y hospitales, quienes deben transcribir los “records” de los pacientes o presentar las facturas a las compañías aseguradoras. Escribiendo la palabras “data entry”, en los buscadores de careerbuilder.com, jobs.com o careerguru.com, encontrarás diferentes ofertas. La opción español puede agregarse a la búsqueda en caso de que así lo prefieras.

4. Venta de productos de tu propia autoría

Si lo que te gusta es hacer collares, o tejer gorros de lana, para ti también hay un espacio. Las artesanías sí pueden convertirse en algo rentable. En un mundo plagado de producciones masivas, la exclusividad y la calidez de los objetos realizados con las manos, han recuperado su valor.

Hoy en día, los blogs y sitios gratis para la promoción y venta de manualidades están por todos lados en  la web. Algunos ejemplos son Artistsites.org, Ebay.com o Etsy.com; este último no sólo te permite mostrar tus productos, sino que también te da consejos, gráficos y aplicaciones para que los puedas vender mejor.

5. Guardería de mascotas

Cuando los perros son tu debilidad, con ellos puedes llevar adelante tu nuevo emprendimiento. Primero debes estudiar el negocio, observando como trabajan las nurseries ya existentes. Infórmate acércate de las requisitos legales del estado o la ciudad. Muchos estados no requieren licencia para operar una guardería de mascotas. Luego haz las remodelaciones necesarias de infraestructura. Prepara tu plan de trabajo, determina tus servicios… y manos a la obra.

Las oportunidades existen. Los recursos tecnológicos han reducido los tiempos y acortado las distancias. Basándote en tus habilidades e intereses, puedes encontrar una fuente de ingresos sin afectar  a la familia, fuente vital de tu felicidad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí