Publicidad | Vea su anuncio aquí

Juguemos a ordenar el clóset

Juguemos a ordenar el clóset

- Pottery Barn Kids®

Reúne los elementos necesarios

Organizar el clóset de los chicos y mantenerlo ordenado no tiene por qué ser algo tedioso. Entusiasma a los chicos y anímalos a participar en la tarea. Tienes tu imaginación y estos consejos a tu alcance.

Antes de comenzar la tarea de organizar los armarios de los más pequeñitos, asegúrate de tener todos los elementos necesarios para guardar los juguetes y la ropa. En las tiendas encontrarás todo tipo de contenedores de diseños, tamaños y materiales diferentes.

Una vez que tengas todo dispuesto para ser llenado, recurre a tu imaginación para seducir a tus hijos. Recuerda que la primera regla, para evitar que los niños y adolescentes no esquiven el trabajo de ordenar, es no quejarse de la tarea que se está por emprender. Manifiesta en cada momento lo bueno y saludable que es el orden. Sobre todo, muéstrate alegre cuando te pongas de cabeza a organizar. De este modo lograrás que tus hijos se sientan atraídos y colaboren.

Los consejos de los expertos

Suzanne O'Connor, experta en compras de Big Lots Store y Stacy DeBroff, autora de "El Libro de Mamá" (The Mom Book), recomiendan seguir estos consejos.

  • Prepara el armario para que tengan las cosas al alcance de su mano: si quieres que cuelguen la ropa, baja el barral de las perchas a su altura. Considera también añadir repisas extras más bajas.
  • Consigue cestas grandes: los niños tiran los zapatos en vez de acomodarlos en una caja, lo mismo sucede con los juguetes.
  • Usa las repisas superiores para las cosas que se usen ocasionalmente: ropa fuera de temporada, juguetes que no se usan y otros equipos.
  • Los niños pequeños necesitan perchas pequeñas para su ropa. Las de plástico son las mejores. "Un niño de dos años se dará por vencido al tratar de colgar una prenda en una percha muy grande y ésta terminará en el piso", asegura O'Connor.
  • Pon varios ganchos de cerámica dentro del armario para colgar batas, chaquetas, sombreros o suéteres.
  • Coloca una cesta o bolsa par la ropa sucia en el armario. Esto anima a tu hijo a poner la ropa sucia donde corresponde.
  • Los organizadores de cajones se llevan bien con los chicos. Pueden acomodar las medias y la ropa interior sin demasiada complicación.
  • "No olvides de quitar cada temporada la ropa que ya no les queda, esto te evitará trabajo en el día a día", dice Stacy DeBroff.

Recuerda incluir a los niños en la tarea de revisar y decidir qué van a guardar, qué van a donar a las entidades de beneficencia y qué van a tirar a la basura. Por último, elogia a tus hijos por esforzarse en ser organizados y ordenados. De esta forma fomentarás el buen hábito del orden.

Ahora, cuéntanos tus ideas para que tus hijos y tu marido te ayuden en casa.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí