Enlaces Relacionados

  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Maestra baja de peso
  • Próximo álbum

Inspirada por una situación difícil ella bajó casi 70 libras

¿Qué es lo que motiva a las personas a bajar de peso? Desafortunadamente, casi siempre es una desagradable impresión de su propia imagen, por ejemplo, esta situación que le ocurrió a una maestra de escuela.
Para algunos es una fantasía jugar una broma pesada a algún profesor en clase cuando se sientan en la silla de su escritorio.
Pero lo que le ocurrió a Lucy Miller, de 23 años, no fue una broma de mal gusto de uno de sus alumnos.
El causante de una de las experiencias más traumáticas para esta mujer fue su propio peso.
Lucy se encontraba dando clase a sus alumnos cuando, de repente, por el gran peso, la pequeña silla no pudo más.
Las patas del mueble se vencieron y la maestra cayó al piso en frente de todos sus alumnos.
Para su buena o mala fortuna, sus alumnos son niños de 5 años que sólo pudieron expresar que ella era demasiado gorda para esa silla.
Lucy trató de fingir que no había ocurrido nada pero la verdad fue que estaba muy avergonzada consigo misma.
Desde que había comenzado su carrera como docente, 5 años antes, Lucy había aumentado tanto de peso que sus vestidos de talla 22 le quedaban muy ajustados.
Esto se debió a que tenía un estilo de vida muy poco saludable, en el que no realizaba más actividades físicas que las que tenía en clase.
Y su alimentación era aún peor puesto que sólo consumía comida rápida, alimentos ricos en azúcares y grasas y las golosinas la acompañaban todo el día.
En su familia se presentaban casos de obesidad y problemas de salud debido al sobrepeso. Su padre tuvo un ataque al corazón y su madre ha sido diagnosticada con colesterol alto.
El peso de Lucy era de 238 libras por lo que era lógico que el incidente de la silla le ocurriera. Pero esta experiencia amarga ayudó a Lucy a darse cuenta de lo mal que estaba.
Aunque ese episodio fue traumático, impulsó a la maestra a entrar en un estricto programa para bajar de peso en mayo del año pasado y ahora pesa 168 libras.
A pesar de la sorpresa de sus amigos y familiares, quienes no esperaban que la chica lograra su cometido, ella ahora es una orgullosa talla 12.
Lo mejor de todo para Lucy es que se ha vuelto un ejemplo para sus alumnos y que ahora se siente con más energía para dar sus clases. Además se ha convertido en una mujer segura de sí misma y feliz.
Próximos álbumes

Conoce a la artista que pinta con sus senos

Mujer asegura que haber perdido 266 libras le arruinó la vida

¿Qué trae para tu signo el Mes de la Rata?

Cómo consentirte sin salir de casa

Disfruta más imágenes
a tu izquierda