Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿Llegó la hora del cambio?

Analiza tus prioridades

¡Hola amigas!


Hoy quiero hablarles de un tema que a veces evitamos pero que debemos enfrentar en algunos momentos de nuestras vidas. Se trata del cambio, en ocasiones nos resistimos, lo evitamos, no lo queremos, o lo deseamos profundamente pero no sabemos relizarlo.

Cuando hablo de cambios me refiero no solamente a cosas pequeñas o sencillas como cambiarte el color de pelo o sino a las que son más complejas como cambiar de trabajo, de ciudad, de casa o de país.

Lo más fácil para nosotras es permanecer en nuestra zona de comodidad. Entre más cómodas estamos más difícil es movernos de allí. Lo importante es que logres identificar la situación para que evites el riesgo de quedarte ahí, y estancarte en un momento importante de tu vida.

¿Cómo saber si necesitas hacer ese cambio que llevas tiempo esperando? Eso solamente lo sabes tú, en tu corazón se encuentran todas las respuestas. Déjalo que te hable y escúchalo, para que resuelva todas tus preguntas.

Si sabes que es el momento de cambiar algo en tu arreglo personal, empieza poco a poco pero empieza. A lo mejor es hora de hacerte un corte de pelo que te reanime, o ponerle un color que resalte tus encantos o simplemente cambiar la forma en que te peinas. Lo bueno de ser mujer es que puedes pequeñas o grandes cosas y se notarán en seguida.

Así evitarás el aburrimiento, mejorarás tu autoestima y descubrirás que eres más linda de lo que pensabas.

Ahora, si los cambios implican la relación con tu esposo, tus hijos, tu familia, o tus seres queridos debes pensarlos muy bien. Una cosa es cambiar de maquillaje y otra muy diferente es cambiar de prioridades.

Aquí deseo hacerles un llamado de atención ya que si el cambio tiene que ver con las prioridades es muy sencillo. Si eres madre las prioridades van a cambiar de forma automatica.

Si no tienes hijos o ya crecieron y son independientes, tus prioridades son diferentes. Lo importante es que no pierdas de vista tus prioridades ya que al tenerlas claras podrás darle a cada aspecto de tu vida la importancia que se merece y evitar desbalancearte.

Si tu prioridad es el trabajo en lugar de la familia es porque ellos no necesitan mucho de ti, en estos momentos. Pero si tu prioridad es la familia pero tus acciones demuestran lo contrario estas actuando de forma confusa y probablemente lo verás reflejado en tu hogar. Si tu casa no tiene armonía, si reina el desorden y el caos entonces probablemente tú no sepas lo que quieres o lo tienes claro pero no lo estas haciendo.

Revisa tus acciones, lo que necesitas cambiar, lo que está bien, lo que no, lo que es importante para ti, para tu familia y para el bienestar de quienes te rodean.

Besitos,

Karla

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí