Enlaces Relacionados

  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería
  • Niños guardería

Cómo montar una guardería en tu propia casa

¿Te gustaría montar una guardería en tu propia casa? Puede representar un ingreso extra en tu hogar y puede ser una oportunidad de convivir con tus hijos y que tus hijos jueguen con otros niños. Sin embargo, este tipo de negocio tiene sus regulaciones y requisitos, la consultora de negocios, María Antonietta Díaz te dice cómo montar una guardería en tu propio hogar.
Antes que nada debes saber que, para hacerte cargo de una guardería en tu hogar, es imprescindible que cuentes con la preparación adecuada. Debes recibir un entrenamiento especial que tiene una duración de 40 horas en las que se brindan los conocimientos mínimos sobre cómo atender a los niños.
También sobre cómo ofrecer los primeros auxilios en el caso de alguna emergencia, en estos casos es elemental conocer las técnicas de reanimación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés). Después de ello se obtiene una importante licencia.
Uno de los permisos más importantes, es el del departamento de bomberos, quienes hacen una inspección del lugar para saber si es adecuado para operar una guardería.
Debes acudir al ayuntamiento de la ciudad en donde está ubicado tu domicilio y preguntar por los requisitos necesarios para poner una guardaría en tu hogar ya que varían de estado en estado. Ahí deberás pagar una cuota y podrás adquirir la licencia para abrir tu negocio.
La experta afirma que las licencias no son muy caras, en general, montar un negocio de este tipo no es muy costoso, lo más importante, es contar con las condiciones de seguridad necesarias para los niños y que las personas que atiendan a los niños sepan cómo mitigar cualquier riesgo.
Cuidado con poner una guardería sin obtener los permisos necesarios ya que, en el caso de haber un accidente con uno de los niños –lo que es bastante probable- puedes recibir una demanda de parte de sus padres.
Aunque adquieras los permisos, es muy importante contratar un seguro que te proteja de cualquier eventualidad, a ti y a los niños. Es una gran idea porque puede ocurrir algún incidente, que desfalque tu negocio.
No es necesario que se firme un contrato entre los padres y quien cuidará a sus hijos pero si es importante que, quien brinde el servicio, establezca las condiciones como los horarios y la alimentación de los niños ya que los padres deben ser conscientes de ello.
La cantidad máxima de niños que se pueden tener en casa depende del rango de edad de los mismos. Entre más pequeños sean, menor número de niños será el permitido, esto por la atención que necesitan. Si son más grandes, son más independientes, lo que facilita tener un número mayor de pequeños.
Depende también de cada estado la cantidad de niños que se pueden tener en una guardería. En muchos casos la cantidad depende del número de personas que están contratadas para cuidar a los menores. Si se excede el número de niños determinado por cuidador, por ley, se deberá contratar a otra persona. Ahora ya sabes cómo emprender una nuevo negocio, en tu propio hogar.