Primera visita al ginecólogo

Primera visita al ginecólogo

Karla te explica qué puedes esperar de la primer visita al ginecólogo con tu hija - Univision.com

Sin duda alguna la parte mas dificil de ser madre o padre es el momento en que nos enfretamos con la realidad: nuestra niña ya es una mujer. ¿Y ahora qué hago? La información y atención médica a tiempo es la base de una juventud resposable. Por eso tenemos que estar al tanto de los cambios físicos y emocionales que presentan nuestras hijas.Les confieso que a mí en lo personal como madre de dos niñas me asusta la rapidez con la que están madurando los niños. Pero al mismo tiempo estoy consciente de que para contestar las dudas e inquietudes de mi hijas debo estar informada. Algunos padres por vergüenza no se atreven a hablarles a sus hijas de sexo, de enfermedades o anticonceptivos. En muchos casos, se ciegan a aceptar que ya no son unas niñas. Pero es importante saber cuándo empezar a hablarles de esos temas que tarde o temprano escucharán en la calle.No existe una edad específica a la que una mujer debe comenzar a visitar a un ginecólogo. Ellos mismos recomiendan hablar con su pediatra sobre esta transición. Pero si hay ciertas razones médicas por las cuales una mujer a la edad que sea necesita ir a un ginecólogo. Algunas de ellas son:Menstruación irregularMucho o poco sangrado durante la menstruaciónDolores menstruales demasiado fuertesInicio de actividad sexualPor lo general es la madre quien acompaña a la hija en esa primera visita en la cual el ginecólogo platica con ambas de diferentes temas. Entre ellos, sexo, enfermedades trasmitidas sexualmente, anticonceptivos, vacunas, etcétera. Luego le pide a la madre que salga un momento para platicar con la hija. Esa es una portunidad para que ellas expongan sus inquietudes y hagan sus preguntas. Una de las principales preocupaciones de los padres es hablarle a las hijas sobre estos temas por el temor de que piensen que se les está dando permiso para iniciar su vida sexual. Los ginecólogos recomiendan tener una comunicación abierta sobre estos temas. Se les debe explicar que cada hecho tiene una consecuencia. La filosofía debe ser "más vale prevenir que lamentar". Cuando una joven está informada y atendida adquiere el sentido de responsabilidad que la ayudará a tomar mejores decisiones en la vida. Es importante que como madre te conviertas en la principal fuente de información de tu hija. ¡Nadie la quiere como tú!Karla