Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • La boda de Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • Lindsay Lohan
  • Lindsay Lohan
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • Lindsay Lohan
  • Boda Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La más sexi de las Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • Kim Kardashian
  • Boda Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • El pastel de la Boda Real
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • La boda de Kim Kardashian
  • Próximo álbum

Los invitados a la boda de Kim Kardashian

Kim Kardashian y Kris Humphries se casaron en una propiedad privada en Montecito, CA, en frente de 440 invitados, entre ellos Kelly Osbourne, J.Lo, Will Smith, los jugadores de los Nets y muchos más.
La invitación pidió a los invitados vestir de blanco y negro y así cumplieron todos los convidados del invite.
Su hermana Khloe Kardashian vista desde una toma aérea, vestida como novia.
Kris Jenner (mamá de Kim), según reveló dailymail.co.uk, buscó una foto de Kim cuando era chiquita y escribió un mensaje a su querida Kimberly, en el cual le dijo que aún recordaba cómo Kim se metía al closet de mamá para jugar con los vestidos.
Kourtney Kardashian, de 32 años, fue otra de las damas de honor y por un momento confundió a los paparazzi en esta toma aérea.
Los invitados tuvieron que ir vestidos de blanco y negro y aquí el 'look' que lucieron Lindsay Lohan y su mamá Dina.
El vestido de Lindsay es una copia del que usó Pippa Middleton en la boda Real del Príncipe William.
Sus hermanas y coprotagonistas en la TV, Kourtney Kardashian, de 32 años, y Khloe Kardashian, de 27, fueron damas de honor.
Aquí vemos el momento en que las Lohan hicieron su arribo a Montecitos.
Quien también no faltó a la boda fue Mario López, con su esposa Courtney Mazza.
Demi Lovato arribó a la velada, aparentemente sola.
Lindsay Lohan y su mamá se hospedaron en un hotel cercano a Montecito y aquí el momento previo a la gran velada.
La boda de Kim Kardashian y Kris Humphries es el mejor ejemplo de la monetización del matrimonio. Su boda fue una fastuosa celebración del amor, la devoción y la promoción de productos.
Se conjetura que la cuenta total de la boda ascendió posiblemente a $10 millones. Pero semejante gasto sin duda fue cubierto por el ramillete de negocios en curso.
La belleza de los reality shows y su novio basquetbolista profesional se casaron en una finca en el exclusivo balneario de Montecito, cerca de Santa Bárbara, California.
La ceremonia y los preliminares fueron filmados para un programa especial en E!, la cadena que transmite "Keeping Up with the Kardashians" y sus derivados, "Khloe & Lamar", "Kourtney and Khloe Take Miami" y "Kourtney and Kim Take New York". De acuerdo al sitio Tje Hollywood Reporter, la exclusiva dejará a E! unos $13 millones de ganancias por parte de sus anunciantes.
Se pidió a los invitados que vistieran de blanco y negro y no revelaran los detalles de la ceremonia. Pero siempre los paparazzi lograron hacer de las suyas y hacer tomas aéreas de la gran fiesta. Lo complicado es saber con certeza cual de todas es la novia.
Además, el contrato exclusivo con 'People' para las fotos y detalles exclusivos les dio cerca de $1.5 millones, según 'The Hollywood Reporter'.
Asimismo, hay un perfume de edición limitada, Kim Kardashian's Love, que se vende a $100 el frasco.
Kardashian actualizó constantemente su página de Internet (5 millones de visitas por mes) y su cuenta en Twitter (9 millones de seguidores) acerca de los preparativos para la boda, que incluían ejercicios con el entrenador de las estrellas Gunnar Peterson, pruebas del vestido con la diseñadora Vera Wang y discusiones con el diseñador de las invitaciones, la empresa Lehr & Black.
Kim Kardashian "es la marca, y la gente que la acompaña toman las decisiones comerciales", dijo el especialista en mercadeo Ryan Schinman. "En parte es suerte, en parte es reconocer la oportunidad y en parte es saber hacer negocios".
Pero no olvidemos que el novio se le declaró, rodilla en tierra, con un diamante de 20.5 quilates.
El lugar exacto era un secreto celosamente guardado, pero todo lo demás: el diseñador del vestido, el pastel, las tarjetas, la mesa de regalos, el perfume Kardashian, fueron exaltados en páginas de internet de celebridades, programas de farándula y el blog y la cuenta de Kardashian en Twitter.
Con todo, "¡habrá tantas sorpresas!", se entusiasmó Kim Kardashian en una fiesta de lanzamiento de su nueva línea de ropa, Kardashian Kollection, días antes de la boda. "Creo que será tan divertido. De veras, no veo la hora de que llegue la boda".
Kardashian exaltó el profundo amor y la compatibilidad que la une a Humphries, jugador de los Nets de la NBA. "Tenemos un sistema de equilibrio realmente bueno", dijo, para enfocarlo seguidamente en su línea de ropa. "Me deja tranquila y me da espacio cuando necesito diseñar y aprobar el calzado y la ropa y todo. Tenemos una buena conexión".
Fueron las segundas nupcias de Kardashian (su primer marido fue el productor musical Damon Thomas, de 2000 a 2004) y las primeras de Humphries.
Se habló mucho de las invitaciones, decoradas con cristales negros y enviadas en cajas de plata. Las invitaciones, que fueron unas 500, fueron diseñadas por Lehr & Black, con un costo aproximado de $10 mil, pero se dice que a cambio de publicidad, la compañía puso la papelería y Kim Kardashian sólo pagó la mano de obra.
El pastel de bodas, el cual fue una copia del que tuvieron en su boda Real William y Kate Middleton, se dice que tenía un valor de unos $6 mil pero que la pastelería Hansen's Cakes lo hizo gratis con tal de ser la compañía elegida.
La mesa de regalos en Geary's de Beverly Hills, ascendió a un total de $172 mil, e incluyó una cafetera de $1,650 y cucharas de plata de $1,250.
El vestido de Kardashian tenía una falda de tul, iba ceñido por la parte superior y tenía encaje de Chantilly. Su despampanante vestido tenía una cauda de 20 metros.
El novio vistió un frac de chaqueta blanca con solapas puntiagudas, pantalones negros, camisa blanca y corbata de moño del mismo color, todo diseñado por Ermenegildo Zegna.
Tanto People como E! informaron que Kardashian usó un vestido color de marfil, diseñado por Vera Wang, y caminó del brazo de su padre Bruce Jenner a su llegada a la ceremonia, frente a 440 invitados, incluidos la cantante Demi Lobato, el actor méxico-estadounidense Mario López y la actriz Lindsay Lohan.
La boda se llevó acabo en el mismo lugar donde hace algunos años J.Lo y Ben Affleck, cancelaron a última hora su boda.
Desde el compromiso de la pareja, su boda ha sido la comidilla de los medios informativos y de la familia Kardashian que aparece en el programa, la cual ha colocado actualizaciones sobre la boda en varios blogs y páginas de internet.
El vestido de Kardashian tenía una falda de tul, iba ceñido por la parte superior y tenía encaje de Chantilly. Todo hacía juego con un par de zapatos de Giuseppe Zanotti, reportaron los medios.
Kim tuvo dos cambios de ropa. Ambos diseños color marfil de Vera Wang, con una bolsa tipo sobre de Judith Leiber.
En la recepción, el novio se cambió a un tuxedo similar al de sus padrinos de boda.

La boda de Kim Kardashian generó millonarias ganancias, desde su vestido, la exclusiva y hasta el pastel de bodas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Así se arregló Lindsay Lohan para la boda de Kim Kardashian

‘Baby George’ se despidió de Nueva Zelanda con carita somnolienta

¿Cómo afecta la 'luna sangrienta' a tu signo?

Tigre de comercial rescatado del maltrato en un circo

Disfruta más imágenes
a tu izquierda