La historia de amor de Alejandra Espinoza y Aníbal Marrero

Alejandra Espinoza soltó lagrimitas

Alejandra Espinoza soltó lagrimitas

Alejandra Espinoza soltó lagrimitas

El futuro esposo de Alejandra Espinoza le envió un mensaje a través de Sábado Gigant...

El futuro esposo de Alejandra Espinoza le envió un mensaje a través de Sábado Gigant...

03:39
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Sábado Gigante Sábado Gigante

Alejandra Espinoza soltó lagrimitas

Alejandra Espinoza soltó lagrimitas

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El futuro esposo de Alejandra Espinoza le envió un mensaje a través de Sábado Gigante que la hizo llorar.
09/07/11 | 03:39
Sábado Gigante/ Univision

Amigos, sólo amigos


Alejandra Espinoza aún recuerda el primer día que conoció al amor de su vida: Aníbal Marrero: todo comenzó un 28 de marzo de 2007.

“Traía puesto un pantalón de camuflaje con una sudadera negra con rojo y una gorra. Íbamos a tomar nuestra primera clase de baile. Yo un día antes lo había visto en Sábado Gigante porque estaba de juez en un concurso de baile”, recuerda la modelo.

Lo de Alejandra y Anibal no fue exactamente amor a primera vista pues primero se hicieron muy buenos amigos a partir de que Alejandra se mudó de San Diego a Miami.

“Cuando yo me mudé a Miami yo no conocía a nadie, mis únicos amigos eran Elizabeth López –una de las finalistas de NBL 2007- y Aníbal. Eran las únicas personas a las que yo les hablaba y mis dos mejores amigos”.

Aníbal era su GPS y era quien le ayudaba a encontrar la dirección de un lugar en Miami. “Siempre fuimos muy buenos amigos y yo creo que la clave del éxito de nuestra relación es que iniciamos como amigos”
Aníbal es 10 años mayor que ella y cuenta Alejandra que dos veces le pidió que fuera su novia y ella se negó.

La tercera fue la vencida

Cuenta Alejandra que cuando Aníbal le declaró que ella le gustaba se molestó mucho, porque ella tenía novio y sólo quería tener como amigo al coreógrafo.

“Yo le dije que no podía ser, yo tenía novio y estaba muy enamorada. Pero el me aseguró que más adelante me iba a enamorar y me iba a casar con él, que no me enojara que sólo quería decírmelo para sacárselo de su sistema. Yo me enojé y le dije que ya no le iba a hablar”, recuerda con risas Alejandra.

Tuvieron que pasar seis meses para que Aníbal le volviera a decir algo, tiempo que hizo pensar a Alejandra que ya no le gustaba a Aníbal, pero la tercera vez fue la vencida.

“Me volvió a pedir que fuera su novia, precisamente un 28 de marzo, en 2008, precisamente un año después de conocerlo en Nuestra Belleza Latina y fue que decidí decirle que sí”.

 Qué tienen en común

Esta parejita se lleva tan bien que es difícil imaginar que cuando se conocieron tenían tan pocas cosas en común.

"Nos gustaba música muy diferente, a él le gustaba el rock pesado y yo detestaba esa música; la comida, hasta en la forma en que hablábamos era diferente. Él se burlaba de las palabras que yo usaba y yo de las suyas (él es puertorriqueño y Alejandra mexicana). Yo creo no teníamos nada en común y eso es lo que nos ha llevado a complementarnos", finaliza Alejandra.


¿Qué tal la noticia? Coméntala en los foros de Vida y Familia