Publicidad | Vea su anuncio aquí

La boda de Kate y el príncipe William cambiará la historia

Príncipe William y Kate Middleton comprometidos

Príncipe William y Kate Middleton, comprometidos.

- Grosby Group. Prohibida su reproducción.

Por: Profesor Zellagro

Univision.com

No es una “boda más”


El Reino Unido está de fiesta y dentro de pocos meses veremos una nueva boda real. Son muchos los augurios y pronósticos que ya se hacen respecto a la misma, como históricamente ha sucedido desde tiempos inmemoriales cada vez que existe la posibilidad de un nuevo rey o reina en una monarquía.

La biografía del Príncipe William de Gales nos dice que nació en el hospital St Mary de Londres un 21 de junio de 1982. O sea, un día cúspide lo cual le coloca en el borde del tránsito de dos signos: Géminis y Cáncer. La determinación exacta del mismo es cuestión de minutos ya que en esa fecha comenzó a regir el signo canceriano a las 17:23 hs tiempo Universal. Según algunas informaciones, el nacimiento ocurrió a las 21:03 hs lo cual le coloca dentro del signo de Cáncer.

De haber nacido antes, sería geminiano, asimismo ese día que marca el solsticio de verano coincidió con un eclipse solar, un evento que generalmente augura nacimientos prodigiosos como los de Alejandro el Magno, entre otros. Asimismo, el eclipse con la Luna, que en la antigüedad se identificaba con Diana, y el hecho que su madre haya tenido el mismo nombre no deja de llamar la atención a los investigadores de las llamadas coincidencias cósmicas en las Cartas Natales de reyes y reinas. La influencia de ambos signos es palpable y evidente sobre todo el impacto de su madre la Princesa Lady Di cuyo signo era Cáncer.

Kate Middleton es una capricorniana del 9 de enero de 1982, ambos nacidos en el mismo año y con un paisaje astral muy singular, una configuración planetaria que se debe estudiar partiendo de la sinastría, o sea, la comparación de ambas cartas natales. Kate es considerada como un ícono de la moda –algo que la acerca muchísimo a la desaparecida princesa- y con planetas muy afines a los del Príncipe, coincide su nacimiento con un eclipse lunar el mismo día.

¡Ambos nacieron en días de eclipses!

El ciclo de los eclipses llamado Saros dura unos 1200 años y el actual termina en el año 2036 cuando el Príncipe William, y Kate tengan ambos 54 años. ¿Serán rey y reina de Inglaterra para esa fecha? ¿Acaso el destino les jugará una mala pasada como ocurrió con la inolvidable Lady Di? ¿Serán estos eventos presagios de algo que no se pueda superar?

¿Separaciones? ¿Sucesos inesperados?

La Casa de los hijos en los horóscopos respectivos augura tres descendientes, dos posibles varones y una hembra, pero una situación inesperada a los cinco años del matrimonio puede cambiar drásticamente el escenario en que se encuentran forzando a asumir posiciones que no se esperaban hasta entonces.

Sin embargo, el próximo retorno de Saturno dentro de treinta años también puede marcar un giro inesperado en la vida de ambos. Algo que no se ve muy claro puede suceder antes de esa fecha, relacionado con uno de los hijos del matrimonio. Confiemos que esa inclinación astral no obligue y la vida en común se desarrolle de una forma feliz y armónica, para ambos, el Reino Unido y el mundo en general. No olvidemos que la Carta Natal es un mapa, presenta opciones, pero uno es quien las escoge, o rechaza.

En cuanto a la compatibilidad amorosa hay una gran afinidad pues al encontrarse en signos opuestos, cuyos polos se atraen y compartir la posición de Marte, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón al estudiar su sinastría se ve una inclinación hacia el lado izquierdo, con planetas retrógrados, y otras al derecho lo cual equilibra la balanza.

La pareja tendrá que asumir responsabilidades antes de tiempo, de gran envergadura. No se trata de una “boda real más” sino de una unión singular que definirá toda una época dentro de la monarquía británica y las relaciones con el resto de los países del mundo.



Herramientas Interactivas

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí