Compatibilidades amorosas de Piscis en el 2014

Compatibilidad amorosa de Piscis en el 2014

Compatibilidad amorosa de Piscis en el 2014

Durante el 2014 Neptuno continuará en tu signo Piscis y creará aspectos entre tu planeta regente y los cuatro elementos zodiacales lo cual sienta las bases para la determinación de la compatibilidad en los mismos.

Thinkstock LLC/Picture Quest

En cuanto a las compatibilidades se trata de un tema que debe analizarse desde diferentes ángulos. Inicialmente se parte de la llamada “regla de oro”, que consiste en buscar la compatibilidad con elementos afines, o sea, Aire con Fuego y Agua con Tierra, por supuesto Fuego con Aire y Tierra con Agua. Además, a la hora de analizarlas no podemos pasar por alto el Ascendente que determina ciertos rasgos que a veces no están presentes en el signo solar y cambian la dinámica de la relación.

Cada año se acentúan o debilitan estas incidencias zodiacales debido a las diferentes posiciones que ocupan los planetas en el horóscopo, los movimientos directos y retrógrados de los mismos, así como los eclipses de Sol y Luna y los aspectos particulares de cada signo que puedes ver diariamente en tu sección de Horóscopos.

Durante el 2014 Neptuno continuará en tu signo Piscis y creará aspectos entre tu planeta regente y los cuatro elementos zodiacales lo cual sienta las bases para la determinación de la compatibilidad en los mismos.

Estos elementos son:

Fuego (Aries, Leo y Sagitario)
Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio)
Aire (Géminis, Libra y Acuario)
Agua (Cáncer, Escorpión y Piscis)

Con Aries, o con otro signo cuyo ascendente sea Aries: Poco recomendable

Aunque no es imposible en el amor, en general nada lo es cuando hay una voluntad, la naturaleza soñadora de Piscis choca con la práctica y energética de Aries. Uno es un soñador, un poeta, un místico, el otro un soldado, un ejecutor un dínamo de la acción. Si no se encuentran otros puntos comunes la relación es poco recomendable. Hay que trabajarla mucho.

Con Tauro, o con otro signo cuyo ascendente sea Tauro: Satisfactoria

Vemos una buena combinación entre agua –Piscis- y tierra –Tauro- así como en la influencia recíproca de Venus y Neptuno entre sí, ambos regentes respectivos de los signos anteriores. Se auguran relaciones estables, sobre todo por la naturaleza empática y compasiva de Piscis que se coloca en el lugar de la otra persona, y valora lo que tiene a su lado, más por su interior, que por su exterior. Tauro también admira a Piscis en silencio, aunque no se lo exprese constantemente.

Con Géminis o con otro signo cuyo ascendente sea Géminis: Muy complicada

La naturaleza empática y compasiva del pisciano que está viviendo muchas veces en una burbuja emocional y sentimental tiende a chocar con el sentido intelectual y racional de Géminis. No olvidemos que el lema zodiacal de Géminis es “yo pienso” mientras el de Piscis es “yo creo” y existe aquí una dicotomía o ambivalencia que tiende a provocar enfrentamientos entre la razón, y el misticismo pisciano que suele causar una gran disparidad de opiniones entre ambos.

Con Cáncer, o con otro signo cuyo ascendente sea Cáncer: Muy buena

Con esta unión de dos signos de agua, muy compatibles entre sí, encontramos la máxima expresión de la intuición y sensibilidad que podríamos pensar. Ambos se centran mucho en el Ser interno, la parte compasiva y empática de la relación y procuran complacerse mutuamente. El problema estriba cuando se percibe al mundo y la sociedad como algo hostil y se vuelven “ermitaños” alejándose de la vida social, y creando un mundo dentro de sus cuatro paredes. Esto puede ser positivo, hasta cierto límite, pero recordando siempre que todos los extremos son negativos.

Con Leo, o con otro signo cuyo ascendente sea Leo: Complicada

Aunque por supuesto no es imposible –en general en el amor todo es posible- la combinación entre Leo y Piscis suele resultar complicada por la manera en que ambos ven la realidad. Leo es más extrovertido, vuelto hacia afuera, dispuesto siempre a estar en el centro del escenario, mientras Piscis es más discreto o discreta y prefiera su mundo interior a los grandes espacios llenos de gente. Esta dicotomía en la vida social puede repercutir en la convivencia diaria y por eso se precisa mucha comprensión por ambas partes para lograr que la relación funcione.

Con Virgo, o con otro signo cuyo ascendente sea Virgo: Magnética

Virgo es tu signo opuesto y por ende la polaridad que se atrae. Aunque discrepan en muchos puntos de vista son más los factores que les unen que los que les dividen. Tú, como Piscis te sentirás conmovido por la sencillez y sentido del orden de tu pareja Virgo que te ayuda a encauzar mejor tu vida colocándote los pies sobre la tierra. Al mismo tiempo a Virgo, siempre le sorprende y conmueve la forma empática cómo reacciona su pareja. En la intimidad es una combinación magnética en la que todo puede suceder.

Con Libra, o con otro signo cuyo ascendente sea Libra: Circunstancial

Piscis es demasiado empático y sensible para Libra que aunque ama al prójimo tiendes a ser más expansivo o expansiva y no limitarse a un círculo íntimo. Los piscianos son muy sensibles, empáticos e intuitivos y muchas veces podrían estar “descubriendo” los sentimientos íntimos libranos lo cual no siempre es de su agrado. Por otra parte, hay ciertos factores que causan tensiones en la pareja a la hora de compartir el tiempo libre. No obstante, en la intimidad, la relación es buena. Hay que trabajar mucho la misma, por eso se considera circunstancial, o sea, que dependerá de las circunstancias existentes en cada momento.

Con Escorpión, o con otro signo cuyo ascendente sea Escorpión: ¡Magnética!

Esta es una combinación similar a la que te ocurre con el otro signo del elemento agua, o sea, con Cáncer. La atracción es inicial, muchos hablan de “amor a primera vista”, y se confunden ya que eso no existe, lo que hay es una “atracción a primera vista”, algo físico y emocional que con el tiempo, y el conocimiento mutuo se va convirtiendo en amor, que es ya un sentimiento. En la intimidad son muy compatibles y en la vida diaria también. Sin embargo, debido al desarrollo intuitivo de ambos, hay que tener mucho cuidado porque cualquier desliz ¡se descubre enseguida!

Con Sagitario, o con otro signo cuyo ascendente sea Sagitario: Agobiante

Piscis es una pareja ideal para los sagitarianos para esos momentos tristes o depresivos gracias a tu gran empatía, y en el plano sexual muy íntimo y ardiente, pero en otro sentido la convivencia tiende a volverse agobiante pues tú tienes una forma de ver la vida diametralmente opuesta a como la ve tu pareja Sagitario y ahí surgen dos concepciones tan diferentes que de no llegar a un acuerdo común, causan muchos disgustos y malentendidos. Para ti un estanque puede ser un lugar poético, para Sagitario, simplemente un charco con agua.

Con Capricornio, o con otro signo cuyo ascendente sea Capricornio: Estable

Existe una buena comunicación entre ambos y debido a las cualidades de tu pareja el sentido común capricorniano conjuga poesía con realidad y la balanza se combina logrando lo que se considera dentro de la filosofía china el yin y el yang equilibrado. Tu pareja te ayuda a que pongas los pies sobre la tierra para las cosas prácticas de la vida, y tú logras que ese capricorniano o capricorniana que está a tu lado, no pierda su sensibilidad y mantenga la cabeza en lo alto para las cuestiones sublimes: razón y corazón al mismo tiempo. Una relación compatible.

Con Acuario, o con otro signo cuyo ascendente sea Acuario: Inconsistente

La divergencia de opiniones y la disimilitud entre tu signo Piscis, que es del elemento agua, con Acuario, que es del elemento aire, crea cierta sensación de descompensación que causa inestabilidad en la pareja. Piscis es demasiado soñador para la naturaleza acuariana, que a pesar de soñar mucho, pues vive en el futuro, es más concreto en sus sueños, más científico, mientras tu naturaleza de Piscis tiende a volverte más sensible y mirar la realidad con un tono lastimero. Lo que para Piscis es lástima, para Acuario es compasión y de ahí surgen los malentendidos. Con amor y ternura se liman las asperezas.

Con Piscis, o con otro signo cuyo ascendente sea Piscis: Soñadora

Los dos piscianos se entienden muy bien debido a sus afinidades de intereses, gustos, proyección en la vida, su empatía y sentido de compasión. Sin embargo, el peligro está en que ambos se lancen a una aventura demasiado soñadora y se pierda el sentido práctico que hace falta para poder enfrentar la vida. Una cosa es soñar, tener fantasías y rodearlo todo de belleza, y poesía, y otra pensar que la realidad es esa. Muchos piscianos tienden al aislamiento porque crean una especie de “burbuja” dentro de su mundo. La combinación es muy buena, pero no se debe perder de vista lo concreto, lo real.