Compatibilidades amorosas de Acuario en el 2014

Compatibilidad amorosa de Acuario en el 2014

Compatibilidad amorosa de Acuario en el 2014

En el caso de Acuario, Urano, la mayor parte del año 2014 directo, en combinación con los planetas de los cuatro elementos crea una combinación diferente en cada caso.

Thinkstock LLC/Picture Quest

Cuando se aborda el tema de las compatibilidades dentro del campo de la Astrología nos encontramos con unos de los tópicos más fascinantes de esta disciplina. Generalmente se comienza por la llamada “regla de oro”, que consiste en buscar la compatibilidad con elementos afines, o sea, Aire con Fuego y Agua con Tierra, por supuesto Fuego con Aire y Tierra con Agua.

Asimismo, a la hora de analizar las compatibilidades no podemos pasar por alto el Ascendente que determina ciertos rasgos que a veces no están presentes en el signo solar y cambian la dinámica de la relación.

Cada año se acentúan o debilitan estas incitaciones zodiacales debido a las diferentes posiciones que ocupan los planetas en el horóscopo, los movimientos directos y retrógrados de los mismos, así como los eclipses de Sol y Luna y los aspectos particulares de cada signo que puedes ver diariamente en tu sección de Horóscopos.

En el caso de Acuario, Urano, la mayor parte del año 2014 directo, en combinación con los planetas de los cuatro elementos crea una combinación diferente en cada caso.

Estos elementos son:

Fuego (Aries, Leo y Sagitario)
Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio)
Aire (Géminis, Libra y Acuario)
Agua (Cáncer, Escorpión y Piscis)

Con Aries o con otro signo cuyo ascendente sea Aries: Sorpresiva

La capacidad acuariana de proyectarse al futuro y hacer cosas que asombran a todos despierta admiración en los arianos y arianas, pero al mismo tiempo, pueden causar problemas cuando Aries ha decidido hacer algo, o un plan en común, y a última hora Acuario se lo cambia todo. Tienden a funcionar bien, en general, y la compatibilidad es buena pues se trata de aire con fuego, lo cual es una buena combinación. Lo importante es sobrellevarse mutuamente y extraer lo mejor de cada cual.

Con Tauro, o con otro signo cuyo ascendente sea Tauro: Insegura

Siempre se puede más, y por supuesto, con amor, dedicación y respeto se alcanzan cimas que a otros les parecían imposibles. Sin embargo, la naturaleza imprevisible de Acuario choca mucho con la mentalidad más consolidada de Tauro que aprecia las cosas planeadas con tiempo y no las decisiones de última hora. Algo que para Acuario es normal “se le ocurre a última hora salir a dar un paseo”, para Tauro se convierte en ¡un dolor de cabeza! porque no se lo dijeron a tiempo para prepararse convenientemente. Recuerda que tu signo Acuario es un signo de aire y la combinación con tierra es complicada.

Con Géminis, o con otro signo cuyo ascendente sea Géminis: Exitosa

Como ambos son signos de aire, tanto Acuario como Géminis vibran bajo el mismo efluvio astral en este año. Ambos tienden a valorar mucho el poder del pensamiento y la creatividad, así como la independencia y libertad de expresión. No se presentan choques que produzcan rencores o sentimientos encontrados ya que después de la peleas todo se arregla y reina de nuevo la comprensión mutua, como en el caso de dos jugadores que han declarado “tablas” en un juego de mesa.

Con Cáncer, o con otro signo cuyo ascendente sea Cáncer: Polarizante

Debido a las combinaciones existentes en este 2014 para ambos elementos la compatibilidad tiende a ser polarizante. ¿Qué quiere decir esto? Lo siguiente: en algunos momentos Acuario reaccionará a la forma canceriana sorprendiendo a su pareja, pero en otros será a la inversa, o sea, cambiarán papeles dentro del juego del amor. Si se sabe llevar bien esta situación la relación será divertida, y prometedora. Lo único que deben hacer es acoplarse mutuamente.

Con Leo, o con otro signo cuyo ascendente sea Leo: Ideal

Leo –que es de fuego- es el opuesto de Acuario, que es un signo del elemento aire y el grado de compatibilidad viene dado por la regla de oro, y al mismo tiempo por la visión de la vida. Acuario representa esa universalidad, ese espíritu de comunidad y amor universal que caracteriza la Era de Acuario que ya estamos viviendo, y Leo es un signo generoso, magnánimo, como un rey o una reina que ama a sus súbditos, lo cual se compenetra bien entre ambos. La compatibilidad es ideal y los polos opuestos se atraen.

Con Virgo, o con otro signo cuyo ascendente sea Virgo: Dispersa

Esta relación se califica como dispersa e inclusive confusa ya que son muy opuestos en cuanto a la planificación y orden en la vida. Para tu pareja Virgo es muy importante una norma, un patrón, saber qué va a hacer y seguir un plan. Acuario, sin embargo, es imprevisible y se te ocurren cosas a última hora que sacan de quicio a Virgo. Son naturalezas diferentes que para poder convivir necesitan sentarse y expresar sus puntos de vista, los comunes y los convergentes, y aquellos que son diferentes. Si hay amor entre ambos siempre podrán llegar a un acuerdo, aunque no resultará fácil.

Con Libra, o con otro signo cuyo ascendente sea Libra: ¡Muy buena!

Siendo ambos signos de aire –acuérdate que a pesar del nombre Acuario es un signo del elemento aire, no de agua como muchos creen y ambos están vibrando en el mismo diapasón cósmico por lo que generalmente no debe haber fricciones entre ambos. Serás entendido o entendido por la capacidad y visión que comparte ese signo de tu elemento contigo y al mismo tiempo tú entenderás las motivaciones de tu pareja. En general es una combinación muy buena, la compatibilidad es alta y en la intimidad resulta muy creativa y original.

Con Escorpión, o con otro signo cuyo ascendente sea Escorpión: ¡Asfixiante!

Escorpión tiende a crear un tono asfixiante en la relación mientras que tú le sacas de quicio con tus acciones repentinas. Escorpión es la entrega total, con un sentido muy posesivo y tú, Acuario, aunque ames mucho, te proyectas de otra forma, más hacia los demás. Tu pareja suele prestar mucha atención a situaciones que a ti no te interesan, ni te llaman la atención, o sea “no te van ni te vienen”. Esta diferencia de objetivos, propósitos y gustos tiende a crear mucha incompatibilidad y aunque a la hora del amor y la intimidad sexual se lleven muy bien, luego se complica al enfrentar los retos cotidianos que abundan en la vida puesto que una relación es mucho más que sexo.

Con Sagitario, o con otro signo cuyo ascendente sea Sagitario: Independiente y alegre

Esta es una de las mejores combinaciones que podemos encontrar ya que la fluidez de tu signo de aire Acuario con la de Sagitario que es de fuego, y la manera de ver la vida que ambos tienen, independiente, desenfadada, proyectada más al futuro y con un alto sentido de seguridad personal contribuyen a que funcione bien, sin escenas de celos ni tendencias posesivas. Hay confianza mutua y la pareja marcha muy bien hasta el momento en que uno de los dos comete el primer desliz. Entonces, una vez perdido ese fundamento, aunque haya perdón, no hay olvido y queda latente ese acto que dañó una hermosa relación ya que la sinceridad es el factor principal que mantiene viva esta estupenda combinación.

Con Capricornio, o con otro signo cuyo ascendente sea Capricornio: Descompensada

Aquí la balanza cósmica se descompensa porque Acuario, que es un signo del elemento aire no se conlleva bien contigo que eres de tierra. Al mismo tiempo el interés sexual que pueden despertarse inicialmente, ya que ambos poseen un encanto sui generis que desde el primer momento crea una corriente atractiva entre ambos, tiende a disiparse cuando chocan tu personalidad gregaria acuariana con la más retraída de tu pareja capricorniana. Por eso suele decirse que se trata de una relación descompensada en la cual hay que trabajar mucho para que pueda funcionar.

Con Acuario, o con otro signo cuyo ascendente sea Acuario: ¡Libre!

En esta relación la independencia es el factor principal, y los dos miembros de la pareja se sienten amados, pero libres y no albergan desconfianzas, recelos, ni deseos posesivos entre si. Las cualidades imprevisibles de tu signo confieren ese toque divertido a la pareja y generalmente debe funcionar muy bien. Lo importante es no extralimitarse y olvidar que el amor es una planta delicada que debe regarse diariamente, y por mucha libertad que se concedan mutuamente, alimentar siempre la fidelidad, el respeto y la confianza mutua.

Con Piscis, o con otro signo cuyo ascendente sea Piscis: Inconsistente

La divergencia de opiniones y la disimilitud entre tu signo que es del elemento aire, con Piscis, que es del elemento agua, crea cierta sensación de descompensación que causa inestabilidad en la pareja. Piscis es demasiado soñador para tu naturaleza, que a pesar de soñar mucho, pues vives en el futuro, eres más concreto en tus sueños, mientras Piscis tiende a ser más sensible y mirar la realidad con un tono lastimero. Lo que para Piscis es lástima, para ti es compasión y de ahí surgen los malentendidos. Con amor y ternura se liman las asperezas.