Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Las  telenovelas del 2009
  • Próximo álbum

Las 'fieras' telenovelas del 2009

Cambios de "look"

En el 2009, las telenovelas parecían un zoológico. Se fueron los caballos de Fuego En La Sangre y los reemplazó una Hiena y sus víctimas. En un erótico Sortilegio,  un  angelito capturó adeptas con su magnetismo animal. Conocimos a una Paloma de alas cortadas En Nombre Del Amor, y en el ring vimos  a una guapa Monita dar Un Gancho Al Corazón. Fue un año de fieros villanos,  de sacerdotes enamorados y de cambios de “look”. Fue el año en que Colunga peleó por su corona y que Daniela Romo lució el cabello corto.
Sonrisas de Hiena

Lucero hace dos novelas por década,  y para cerrar la primera del Siglo XXI, decidió avillanarse con ganas en Mañana Es Para Siempre. Su rol de Rebeca Sánchez, alias Bárbara Greco, La Hiena para sus enemigos, fue digno de Oscar. Demostró que aun en un rol antagónico,  se devora la pantalla, se come vivos a sus compañeros de elenco y se ríe de críticas. La Hiena era una maquina asesina, a lo Femme Nikita, un instrumento de venganza mas letal que el Terminator, pero también la victima de los abusos más sórdidos y una madre devastada por la ausencia de su hija.


Magnetismo angelical.

Seguramente han oído hablar del magnetismo animal como un eufemismo del erotismo masculino, pero lo que resuma William Levy es “magnetismo angelical”. Eso brindó a la audiencia en Cuidado Con El Ángel. Una sensualidad dulce que contrastaba con ese cuerpo perfecto y ultra sexi. Este año,  Levy se ha afianzado como el galán mas “adorado de las telenovelas”, y Carla Estrada no ha desaprovechado ni una sonrisa ni una pizca de su carisma y ni una pulgada de esa anatomía,  para traérnoslo, en Sortilegio,  como nunca lo habíamos visto.


El monstruo de ojos verdes

La Hiena no fue la única fiera del año. Tras un eficaz entrenamiento en Mujeres Asesinas, Leticia Calderón le entró a la villanía con mucho brío como la Tía Carlota de En Nombre Del Amor.  Lety se encargó de hacer a Carlota sexi, juvenil, coqueta y cómica. Eso sí, no ha dejado crimen sin cometer: abuso infantil, envenenamiento, robo, soborno, fraude, fratricidio y ahora hasta acoso sexual a un clérigo. Todo por ambición y celos,  porque Carlota es la encarnación de lo  que Shakespeare apodaba el "Monstruo de Ojos Verdes".


Más sexi que el Padre Alberto

En el 2009, el Padre Alberto colgó los hábitos y se casó. ¿Hará lo mismo el Padre Juan de En Nombre Del Amor? No sabemos la repuesta,  pero sí que Arturo Peniche ha interpretado al sacerdote más atractivo de las telenovelas Qué lo diga Carlota Espinoza De los Monteros que por poseerlo mató a su propia hermana. El que una vez se llamó Cristóbal,  ha superado el alcoholismo, dudas sobre su vocación, y la muerte del amor de su vida. El publico está encantado con este sacerdote tan moderno que bajo su sotana oculta corazón y cuerpo de pecado.
La mujer del cura

La iban a pone de villana, pero público y ella prefirieron que fuera Macarena. Aunque la mataron a mitad de la telenovela, Victoria Ruffo dejó huella indeleble al ser una mártir En Nombre Del Amor. A cometer el pecado de negar a su propia hija, a vivir siendo victima de una hermana psicópata, y a cargar remordimientos y diabetes. Hacia años que Vicky no se veía tan intensa, tan romántica ni tan linda. Se entendía perfectamente que de ella se enamorara su medico y que por su amor tambalease la vocación del Padre Juan.


El Jinete Justiciero


Muchos le han salido al paso a Fernando Colunga con la intención de arrebatarle el cetro. Pero en Mañana Es Para Siempre, quien ha sido llamado El Rey del las Telenovelas retornó en gloria y majestad, demostrando que si no tiene la corona sí es “El Jinete Justiciero”.Como su “otro yo” infantil,  Eduardo Juárez se puso la mascara de Franco Santoro y luchó por la verdad y la justicia contra todos los misterios y argucias complotados por Artemio Bravo (Rogelio Guerra) y su robot cómplice,  La Hiena. De esa forma, Eduardo vengó a su madre, consiguió a la princesa, y  nos recordó al Colunga de sus buenos tiempos.


Silvia por la puerta grande.

Fue un año de nuevos rostros estelares. Llegó la colombiana Danna García a darUn Gancho Al Corazóny por fin, vimos a Silvia Navarro en Televisa. Fue un excelente debut de la popular rubia. Su Fernanda, en Mañana Es Para Siempre, era el rol soñado de cualquier actriz. Una ingenua virginal, que no es nada tonta, y que aunque se casa con el villano, sabe guardarse para el héroe. Dio gusto ver a Fernanda despabilarse y defender con dientes y uñas a su familia y a su empresa del acoso de fieras como su madrastra La Hiena.

Premio en conducta

Allisson Lozz siguió a su un encantador debut en Al Diablo Con Los Guapos con otra mágica interpretación. En Nombre Del Amor, una versión siglo XXI de Cadenas De Amargura, nos hizo conocer a la desdichada, pero intuitiva,  Paloma, una colegiala que demuestra que no todas la adolescentes modernas viven en el antro o pegadas al "Facebook". Paloma tendría celular, pero su moral y valores eran a la antigua, como tamben su bondad y sensatez que superaban a sus años. Junto a Paloma destacó otra “muchacha de uniforme”, Altair Jarabo cuya  interpretación de la egoísta y confundida Romina demostró que esta juvenil actriz merece un estelar



¿Pulpo o Sirena?

Siempre impresiona cuando una bonita se atreve a verse fea si lo exige un papel. Este año le tocó a Ingrid Martz. En Tormenta En El Paraíso, la rubia despampanante aceptó que le pusieran una peluca de estopa que la hacia parecer un pulpo rubio, que la ensuciaran,  y que la vistieran con harapos. Todo para dar vida a Karina Rosemberg una niña traumatizada por el incendio de su casa y la matanza de sus padres. Tras haber perdido memoria y razón,  Karina se convierte en Sirenita, una mendiga que vaga por las ruinas de su antiguo hogar y habla en acertijos.


A conquistar nuevos espacios

 La telenovela siempre alerta a lugares nuevos que explorar,  este año nos llevó a grandes empresas como el Grupo Lactos,  de Mañana Es Para Siempre, a la salchichonería de José Antonio Hierro, y exploró junto con nosotros los entretelones del mundo del boxeo y de la lucha libre. Danna García interpreto a una boxeadora que recibe Un Gancho Al Corazón y eso nos hizo conocer los secretos del ring.


Reinas de la costura

Las heroínas se diversifican e incluso se atreven a tener carreras y a desarrollar talento. En Juro Que Te Amo  vimos una dupla de costureras formada por madre e hija. Patricia Navidad nos asombró dejando atrás a sus exuberantes  villanas y su faceta cómica para dar vida a una mujer abusada, ultraja y humillada cuya hija (Ana Brenda Conteras) hereda su don para la costura. Sólo que Violeta lo desarrolla hasta convertirlo en un arma que saque a su familia de la pobreza y le permita vengar todas las ofensas hechas a su madre.


La familia del siglo XXI

Aunque las telenovelas han sido un muestrario de disfuncionalidad familiar, se estaba extrañando un retrato positivo del núcleo familiar contemporáneo. Alma De Hierro llenó ese espacio faltante. Juan Antonio (Alejandro Camacho) y Elena Hierro (Blanca Guerra) se querían tanto que aceptaban en su familia hijos adoptivos, un abuelo que quería salir del closet, un hijo ciego que se enamoraba de una alumna menor de edad, y hasta una hija que abandonaba la medicina para meterse de corista y los hacía abuelos fuera del matrimonio.

Orgullo Gay

Este año en las ternas Primer Actor del TVyNovelas estuvieron nominadas dos soberbias actuaciones. Manuel Flaco Ibáñez como el Tío Meño, de Las Tontas No Van Al Cielo,  y Rafael Inclán como Don Ignacio de Alma De Hierro. Aunque el interprete de Meño se llevó el trofeo, ambas actuaciones merecían un premio especial por dar un rostro humano a la homosexualidad. Ambos personajes se atrevieron  a salirse del estereotipo del modisto afeminado y a representar a gays de carne y hueso, gente normal, positiva, simpática y productiva.

Los ojos del corazón

Jorge Poza compensó su divorcio con una telenovela como Alma De Hierro en que encontró el amor y recuperó el cariño de los fans gracias a su soberbia interpretación del invidente Sebastián Hierro. Junto a él tuvo un muy buen debut Zuria Vega como la alumna que se enamora de su maestro ciego. Aparte de la recompensa que significó que su romance se trasladase a la vida real, ambos actores fueron premiados por sus impecables actuaciones.


Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Los que se fueron en el 2009

¿Quién es 'Patch Adams' en la realidad?

Bebé devuelve la vida a su hermana mayor

¡Los 'mini pigs' se ponen de moda!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda