Publicidad | Vea su anuncio aquí

Falleció el pulpo Paul, el adivino del Mundial

Paul, el pulpo adivino del Mundial de Sudáfrica, falleció.

Paul, el pulpo adivino del Mundial de Sudáfrica, falleció.

- Getty Images

Un pulpo profeta

BERLIN - El pulpo Paul, que se convirtió en una estrella en todo el planeta al predecir los resultados del Mundial de fútbol de Sudáfrica, incluyendo la final ente Holanda y España (0-1), falleció en el acuario de Oberhausen, anunciaron sus responsables.

"Creemos que murió plácidamente durante la noche, por causas naturales", explicó la dirección del acuario del oeste de Alemania en un comunicado.

"Paul maravilló al mundo al predecir correctamente a los ganadores de los partidos de Alemania y luego de la final. Su éxito lo convirtió en casi más conocido que el propio Mundial. Lo apreciábamos mucho y lo vamos a echar mucho de menos", dijo por su parte el mánager del acuario, Stefan Porwoll.

El pulpo profeta adivinaba los resultados escogiendo entre dos urnas de plástico con las banderas de los equipos y en las que había comida.

Lo que empezó casi como una broma fue consiguiendo un importante eco mediático por los aciertos de Paul, que adivinó las cinco victorias de Alemania (Australia, Ghana, Inglaterra, Argentina, Uruguay) y sus dos derrotas (Serbia, España), además del éxito de los españoles en la final ante Holanda.

Nacido en 2008 en la localidad inglesa de Weymouth antes de ser trasladado a Alemania, Paul se convirtió en una estrella en todo el planeta y recibió, entre otros regalos, una estátua de bronce con su efigie por parte de una delegación española y el título de "ciudadano de honor" del pueblo gallego de Carballiño.

La dirección y el personal del acuario de Oberhausen, que mostraron su pena por la muerte del octópodo y aseguraron que tuvo "una buena vida", explicaron además que el cuerpo de Paul está ahora almacenado en un congelador y que están reflexionando sobre la mejor manera de "conmemorar su fallecimiento".

"Es posible que demos a Paul un pequeño entierro en una parcela en nuestros locales y le construyamos un pequeño templo. Aunque parezca algo extraño para una criatura del mar, Paul alcanzó tanta popularidad durante su corta vida que parece lo mejor que podemos hacer", explicó Porwoll.

El acuario consiguió beneficios sustanciosos gracias a la fama mundial de Paul y vende objetos de todo tipo relacionados con él, como ropa o aplicaciones para teléfonos móviles.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí