Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Los Reyes Magos llegan a México
  • Próximo álbum

Los Reyes Magos llegan a México

Del Oriente a la Ciudad de México - Como cada año, miles de niños mexicanos esperan la llegada de los Santos Reyes Magos, que les dejan obsequios la madrugada del 5 al 6 de enero.

La tradición de festejar este día, no sólo en México sino en diversas partes del mundo, tiene sus raíces en el Evangelio de San Mateo (2:7-13), cuando narra que tres magos (los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar se los daría el folclor popular mucho después) visitaron al niño Jesús, desde el Oriente, para darle tres presentes: oro, incienso y mirra.

De ahí que en diferentes naciones hayan adoptado la costumbre de que los Santos Reyes visiten a los niños en la víspera del 6 de enero para darles regalos.

La llegada más esperada por los niños - En esta fiesta los niños acostumbran a escribir una carta dedicada a los Reyes Magos para contarles que se han portado bien durante todo el año y que como recompensa, esperan recibir algunos juguetes.

Alrededor del mundo son diversas las costumbres con las que se celebra la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar, en México; los pequeños colocan uno de sus zapatos bajo del árbol de Navidad con su carta en el interior. Algunos les colocan galletas y leche para calmar "su hambre".

Para el recuerdo - Otra de las costumbres alrededor de esta fiesta es tomarse la fotografía del recuerdo con los "enviados de los Reyes Magos", les dicen los padres a sus hijos.

A lo largo de la explanada del Monumento a la Revolución, en el centro de la Ciudad de México, decenas de hombres se disfrazan de Melchor, Gaspar y Baltasar en alégoricos carros adornados, para formar parte de esta tradición.

Por menos de 5 dólares, los personajes improvisados deleitan a chicos y grandes con la foto del recuerdo, en la que participan más de 50 ambulantes. Así los pequeños eligen a los que más les gustan.

De la mano de la tecnología - Estos dobles de los Reyes Magos, que antes se establecían en los alrededores de la Alameda, en el Centro Histórico de la capital mexicana y que llevan más de 30 años con esta tradición, han modernizado su negocio.

Antes se usaban cámaras en blanco y negro, ahora se usan cámaras digitales para que el proceso sea más rápido y eficiente para todos, comentan a Univision.com algunos de los participantes.

Así los niños tienen su foto en menos de cinco minutos.

En un mundo de ilusión - Alrededor de la explanda del Monumento a la Revolución, los atractivos infantiles suelen ser variados, desde juegos mecánicos hasta las más insólitas criaturas, que se presentan para divertir a los menores.

También se venden todo tipo de juguetes alusivos a la llegada de los Reyes Magos como coronas hechas a base de cartón y brillantina, bigotes y barbas simulando los que llevaban puestas Melchor, Gaspar y Baltasar, las cartas para escribirles pidiendo los obsequios y globos para soltarlas.

Para el buen paladar - Los platillos típicos mexicanos no podían faltar en esta celebración, así que para deleitar el paladar de chicos y grandes los buñuelos, los tamales, el pozole, el atole, los pambazos, las quesadillas y los sopes son cosumidos para que la fiesta del Día de Reyes se disfrute mejor.

Chiquitos pero picosos - Los dulces típicos también hacen de las suyas en esta celebración. A lo largo de las calles de Ciudad de México se venden, especialmente en este tipo de fiestas, dulces enchilados, que se convierten en los favoritos de los niños mexicanos.

Así los pequeños no sólo aprovechan para tomarse una fotografía con sus personajes sino también disfrutan de sus golosinas en un ambiente creado especialmente para ellos.

Manjar de Reyes - Pero sin lugar a dudas el platillo más tradicional de esta fiesta es la Rosca de Reyes, un motivo más para que familiares y amigos se reúnan al compartir este manjar.

Al parecer, esta costumbre la tomó la iglesia de los romanos incluyéndola en la celebración de la Epifanía, que recuerda la revelación de Jesús a los Santos Reyes.

Esta celebración cobró fuerza durante la Edad Media y llegó a México en los primeros años del virreinato.

La rosca se caracteriza por su forma redonda, sin embargo, en México fue adquiriendo poco a poco una forma ovoide con el fin de que fuera más grande y alcanzara para todos los asistentes, dicen las voces populares.

Pedidos especiales - Cuando los niños visitan a los hombres que personifican a los Reyes Magos, algunos de ellos aprovechan para darle las cartas que escribieron, esperando, ansiosos, que les digan que sí recibiran lo que quieren de regalo.

 

 

Negocio de Reyes - Datos proporcionados por la Cámara de Comercio de México informaron que esperan que la venta de jueguetes en el Día de Reyes sumen alrededor de 200 mil dólares sólo en la Ciudad de México, de los cuales, el 50 por ciento será del comercio informal y el resto de los negocios establecidos.

Y a pesar de que el gasto es un esfuerzo más para varios padres de familia consultados por Univision.com, ellos afirman que vale la pena ver la ilusión de sus hijos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Desfile de los Reyes Magos en Miami

Desayunos para llevar a la cama de mamá

Conejo gigante come cuatro mil zanahorias al año

Satcha Pretto luce su primer embarazo muy orgullosa

Disfruta más imágenes
a tu izquierda