Enlaces Relacionados

  • Bebé con síndrome de Angelman
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Bebé que siempre sonríe
  • Próximo álbum

El bebé que siempre sonríe, no precisamente de felicidad

Ollie Petherick es un bebé muy especial, él nunca deja de reír y aunque al principio su mamá pensó que era una buena señal, la razón no era lo que esperaba.
Debido a una extraña condición genética conocida como Síndrome de Angelman, este pequeño sonríe sin ser precisamente feliz.
La madre de Ollie, Annie Campbell, se percató de que algo no andaba bien con su bebé cuando una noche pasó horas tratando de hacer que el bebé enfocara la vista en su dedo.
Ollie siempre había sido un bebé risueño, tranquilo y plácido. Su madre, quien ha sido su cuidadora de tiempo completo, lo notaba balbucear pero eso no es algo extraño durante los primeros meses.
Annie se dio cuenta de que su bebé tenía un notable retraso en su desarrollo en comparación con su hermano mayor. Entonces decidió acudir a su médico de cabecera para que lo sometiera a análisis.
Campbell y el bebé fueron trasladados a un segundo hospital y pasaron casi seis semanas sin que los doctores pudieran identificar qué era lo que Ollie tenía. Mientras tanto, la madre no se quedó con los brazos cruzados y comenzó a buscar información por su cuenta
Annie encontró en una revista de medicina los síntomas que describían perfectamente lo que padecía su hijo, el síndrome de Angelman. Y dos días después Ollie fue diagnosticado con esta condición.
No fue un gran alivio para la familia encontrar un diagnóstico a lo que padecía Ollie, pues sus repercusiones serían grandes. Esta rara enfermedad se origina de un grave transtorno cromosómico, para la madre es asombroso cómo una cosa tan pequeña puede afectar tanto a una persona.
Annie se preocupa por el futuro de Ollie, es imposible saber si su hijo está triste o molesto porque sonríe todo el tiempo, pero ese no es el motivo de su angustia.
El síndrome de Angelman tiene sólo mil casos documentados en el Reino Unido. La condición provoca grandes dificultades motrices y del aprendizaje en quienes la tienen.
La enfermedad ocasiona que Ollie tenga una personalidad muy alegre, que sonría todo el tiempo y que sea muy fácil hacerlo reír, pero afecta neurológicamente su desarrollo. Aunque, el padecimiento no compromete la vida del afectado es común que desarrolle epilepsia (tratable) y necesite de terapias intensivas para mejorar sus deficiencias de lenguaje.
Las fotos de este 'risueño' bebé han recorrido el mundo y algunos, gracias a ello, han podido identificar en sus hijos una condición similar.
La madre de Ollie comenta que ha tenido muchos desvelos por la preocupación que le causa la enfermedad de su hijo, pero para ella, su sonrisa y personalidad feliz hace que todo valga la pena.
Próximos álbumes

Diez manualidades tiernas, fáciles y rápidas

Sencillos y aterradores consejos para disfrazarte de zombi

Barriguitas de embarazo muy coloridas

¿Embarazada? Los ejercicios ideales para ti

Disfruta más imágenes
a tu izquierda