Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuidados prenatales para madres de diferentes edades

Cuidados prenatales

Practicar yoga durante el embarazo estimula los músculos logrando mayor flexibilidad y resistencia. Asimismo, los mantras son efectivos para mantener la calma en el parto.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

El embarazo y el sexo

VIDEO El embarazo y el sexo - Univision

Ver videos
Pregorexia: anorexia en el embarazo

VIDEO Pregorexia: anorexia en el embarazo - Despierta América / Univision

Ver videos
Aliméntate bien durante el embarazo

VIDEO Aliméntate bien durante el embarazo - Univision

Ver videos
Consejos para estar bella los 9 meses

FOTO Consejos para estar bella los 9 meses

Ver fotos
embarazadas

FOTO Famosas antes y después del embarazo

Ver fotos
bb

FOTO El ABC del embarazo

Ver fotos
Mantente en forma durante el embarazo

FOTO Mantente en forma durante el embarazo

Ver fotos
Alimentación en el embarazo

FOTO Alimentación durante el embarazo

Ver fotos
Los si y no del sexo en el embarazo

FOTO Sexo en el embarazo

Ver fotos
1010terapias embarazo

FOTO Terapias alternativas en el embarazo

Ver fotos
bebe

FOTO Bella durante el embarazo

Ver fotos

La edad de la mujer determina el cuidado prenatal que necesita para que las madres, desde los 20 años a los 34, no presenten complicaciones mayores durante el embarazo. Sin embargo, a partir de los 35, la mujer es considerada paciente de “alto riesgo” debido a que puede tener mayor dificultad para quedar embarazada, desarrollar diabetes gestacional, preeclampsia (alta presión alterial que podría provocar un parto prematuro) y hasta correr el riesgo de que el bebé se desarrolle con alguna condición genética o cromosómica, como el Síndrome Down, explica la ginecóloga Diana E. Ramos, MD, MPH.

La buena noticia es que existen varias pruebas para determinar transtornos genéticos. Entre las más innovadoras: un estudio sanguíneo, una muestra de vellosidades coriónicas (MVC) y la amniocentesis, donde se extrae hasta una onza del líquido amniótico para analizarlo.

Cuidados prenatales

La consecuencias de un embarazo a temprana edad son delicadas. “Una adolescente puede tener complicaciones como preeclampsia, ataques y un parto prematuro”, revela la doctora Ramos.

La idea de que una chica de unos 20 años no necesita cuidado prenatal es errónea. Y el mito de que todas las mujeres de 35 o más tienen complicaciones en el embarazo también. Una mujer mayor de 35 puede gozar de un embarazo espléndido si se cuida. Ambos grupos deben seguir estas indicaciones:

1. Llevar un estilo de vida saludable: “La mayoría de los embarazos en EU no han sido planificados y el 20 por ciento de las mujeres quedan embarazadas usando un método anticonceptivo”, advierte la doctora Ramos.

No ingerir alcohol, no usar drogas, no fumar, tomar una multivitamina con ácido fólico para ayudar a prevenir la espina bífida son algunos de los cuidados principales en una mujer embarazada. “Los casos de problemas de espina dorsal [en el bebé] ocurren más en las hispanas”, informa la ginecóloga.

2. Ejercicios por edad: La actividad física recomendada por los médicos casi siempre es la misma, antes o después de los 35 años. Sin embargo, el ginecólogo Luis B. Curet, MD, FACOG, establece que si una mujer de 38 años padece de alta presión hay que evaluar la intensidad del ejercicio y éste debe ser aeróbico.

“Si el oxígeno no es suficiente, se convierte en un ejercicio anaeróbico y el cuerpo tiene que metabolizar el ácido láctico, que puede cruzar la placenta y afectar negativamente al feto”, puntualiza. A esto, Ramos agrega que estar activa en la casa es bueno, pero no es necesariamente un ejercicio. El más seguro y eficaz es caminar. Puedes usar un podómetro (un aparato que mide los pasos). De acuerdo a tu edad y condiciones consulta con tu médico cuántos debes dar al día.

“Cualquier mujer de más de 35 tiene mayor riesgo de tener un aborto espontáneo. Lo que recomiendan los doctores es guardar reposo un par de semanas después de realizar el in vitro para disminuir algún riesgo. Debe consultar con su médico [cuándo hacer] los ejercicios”, explica Ramos.

Infertilidad a los 20's

El doctor Curet explica que esto puede deberse a que “la mujer no está ovulando o lo hace cada 4 a 6 meses, a que las trompas de Falopio estén cerradas y no permiten que el huevo baje al útero, o a que el endometrio esté defectuoso e impida que el huevo fertilizado entre a la membrana. También las enfermedades de las tiroides pueden afectar la fertilidad”.

Por otro lado, los tratamientos para producir más ovulos son píldoras o vienen en inyecciones de hormonas como Lupron. Ambos médicos creen que una mujer con una enfermedad de transmisión sexual (herpes, sífilis, etc.) puede tener un embarazo saludable si recibe tratamiento en las primeras semanas de fecundado el bebé. Es más, se puede amamantar a su bebé si la infección está controlada. No se les recomienda lactar a las pacientes de VIH, SIDA, por no ser seguro para el bebé.

¿Sabías que cuando estás embarazada...

- Aumenta tu apetito sexual

- Te puede dar picazón o sarpullido en la piel

- Te invade un sueño intenso

- Te dan muchas náuseas en los primeros meses

- Tienes deseos de comer cosas diferentes

- Aumenta el sentido del olfato

- Se te olvidan las cosas pues  “El cerebro disminuye su función por las hormonas, pero luego regresa a su estado normal”, explica Ramos.

- Te duele la espalda y que “para aliviarlo, la mujer debe dormir sobre su lado izquierdo. Si se acuesta de espalda, el útero hace presión en la vena aorta, que es la que lleva la sangre a ese órgano y a la parte baja del cuerpo. Esto puede provocar baja presión y afectar la circulación de la piernas, causando dolor y desarrollo de las venas varicosas”, comenta el doctor Curet.

Terapias para embarazadas

Masajes: Deben ser realizados por un experto y ayudan a eliminar la tensión muscular. No recomendables durante el primer trimestre.

Aromaterapia: Masajes con esencias, hierbas y aceites de fruta. *Algunas hierbas o esencias pueden dar alergia. Consultar con el médico.

Acupuntura: Alivia síntomas como náuseas, dolor de cabeza y pelvis.

Quiropráctica: Ayuda a mejorar el dolor de espalda y la ciática, ambos provocados por el aumento de peso en el embarazo.

Yoga: Estimula los músculos logrando mayor flexibilidad y resistencia. Asimismo, los mantras son efectivos para mantener la calma en el parto.

Doula: Persona con conocimientos que te ayuda durante el parto. Explica a la madre cómo enfocarse y relajarse.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí