Enlaces Relacionados

  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Mudanza para embarazadas
  • Próximo álbum

¿Embarazo y mudanza al mismo tiempo? Mira cómo sobrevivir

Acontecimientos de la vida como tener un bebé puede traer muchos cambios en la vida como el mudarse a un nuevo hogar. A pesar de que esto es muy bello y emocionante porque significa el comienzo de una nueva etapa, cuando sucede puede extremadamente estresante y difícil. Si esperas un bebé, la coordinación de un movimiento puede ser especialmente complicado, pero los especialistas en mudanzas de FlatRate nos dieron algunos 'tips' para ti.
Por ello, el primer valioso consejo para lograr atravesar victoriosa por este paso es pensar en qué tan avanzado está el embarazo, si en este momento la mudanza es pertinente para tu salud. Si acabas de tener a tu bebé también debes pensarlo dos veces ya que en algunos casos, las mujeres deben guardar total reposo y no hacer esfuerzos como cargar cajas.
Lleva algo para sentarte. Imagina que todas tus cosas están dentro de un camión. Puesto que no puedes hacer ningún trabajo pesado, es muy útil llevar algo para sentarte para que puedas descansar mientras el camión está siendo cargado y descargado. Tú puedes ayudar a dirigir la mudanza desde tu posición sentada. Y no te olvides de mantener los pies apoyados también.
No te olvides de los aperitivos. Puede que en el momento de la mudanza no tengas fácil acceso a una cocina o al refrigerador, por lo que sería bueno encontrar algunos bocadillos fáciles de llevar tu bolsa. Con antelación, empaca bocadillos saludables para ayudar a mantener la energía durante todo el día. Asegúrate de tener un montón de agua disponible para que puedas mantenerte hidratada también.
El descanso y el reposo. Toma descansos durante el día y, si es posible, trata de incluir algunas siestas. Serás la primera en cansarte y agobiarte por todas las tareas y así no serás útil para nadie y estarás tan deteriorada que tendrán que apartarse de sus tareas para cuidarte, no es recomendable.
Organizar, una vez que descarguen. Recuerda, eres la experta en la organización de este movimiento. A medida que se descargan tus pertenencias, dirige la mudanza a las salas o áreas de la casa donde esas cajas pertenecen.
Considera los servicios antes de mudarte. ¿Necesita ser pintada habitación del bebé? ¿Piensas instalar nuevas repisas en la cocina? Trata de tener todos estos aspectos listos antes de instalarte en tu nuevo hogar, esto ayudará a reducir la posible exposición a toxinas de suciedad o de pinturas, limpiar antes también permitirá que tus pertenencias no terminen cubiertas de polvo o suciedad. Además te ayudará a evitar tener que mover los objetos más de una vez dentro y fuera de las habitaciones para tener que solucionar detalles.
Mantén limpio. Al comprar productos de limpieza para tu nuevo hogar, recuerda comprar productos que no tóxicos, para ti y tu bebé. Si no se puede evitar usarlos, asegúrate de que alguien más limpie con ellos para que tú y tu pequeño estén a salvo. Considera ir a otro lugar durante el tiempo que están siendo aplicados y mantén todas las áreas bien ventiladas para que estés lo menos expuesta posible a esos productos químicos.
Vístete para el clima. Asegúrate de vestir apropiadamente para protegerte del frío o el calor. Usa ropa suelta y cómoda, que puede transpirar y asegúrate de que estás usando un calzado adecuado para evitar resbalones, tropezones y caídas, y además para estar muy cómoda.
Dar prioridad al desempacar. Dependiendo de qué tan avanzado está el embarazo, formula un plan para lo que hay que empacar, y lo que puede esperar. Si la fecha del nacimiento se acerca, puede que no haya tiempo suficiente para desempacar completamente antes de que llegue el bebé, por lo que lo mejor es priorizar lo que es más importante y dejar el resto de las cosas para después regresar por ellas.
Llama al médico, ¡y al hospital! Si te estás mudando lo suficientemente lejos como para conseguir fácilmente un nuevo médico o plan de dar a luz en un hospital nuevo, asegúrate de tenerlo resuelto antes de la mudanza. Muchos hospitales ofrecen pre registro y deberías alistarlo todo antes de llegar. Guarda todos los documentos de tu historial clínico y demás en un lugar específico o llévalos contigo en todo momento durante la mudanza. Además, asegúrate de tener una lista de lugares en los que puedes hacer una parada en el camino en caso de emergencia.
Todos los arreglos que tengan que ver con una mudanza deben hacer se con antelación y debes elaborar un plan de organización ya que, el cambiarse a otro hogar, es ya de por sí un caos, hacerlo con un embarazo o con un bebé recién nacido lo será aun más. Recuerda que lo más importante es viajar con seguridad y poner mucha atención en tu confort y salud.
Próximos álbumes

¿Sabes cómo sobrevivieron ellas a la maternidad? Mira sus básicos

Ideas de cocinas exteriores para poner en tu jardín

10 cosas que no sabías de tu cama

Costos que no se deben olvidar al comprar casa

Disfruta más imágenes
a tu izquierda