Enlaces Relacionados

  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Embarazo bubis
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Lola Ponce
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Los miedos en el embarazo
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Embarazo y parto
  • ¿Embarazo falso?
  • Kim sufre con sus zapatos
  • 101022_Embarazos20101
  • Natalie Portman luce su embarazo
  • Penélope Cruz muestra su embarazo
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Evita enfermedades mortales en tu bebé
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Básicos para sobrevivir a la maternidad
  • Fergie embarazo
  • Embarazo
  • Próximo álbum

¿Sabes cómo sobrevivieron ellas a la maternidad? Mira sus básicos

Sabemos que el embarazo es hermoso, pues esperas con ansia que tu hijo llegue, pero hay que reconocer que no es precisamente placentero. Hay algunos malestares que afectan o pueden afectar a gran parte de las embarazadas y para ellos tenemos un solución, mira cómo disfrutar más de esta etapa sin tantos inconvenientes.
1. Consigue un buen sostén de inmediato: Antes de que te des cuenta habrá pasado el primer trimestre y comenzarás a sentir que tus senos son más grandes, pesados y hasta ha aumentado su temperatura, lo que genera incomodidad. Por eso es de suma importancia que cuentes con un sostén preferentemente hecho de algodón, de copa completa, refuerzo en la espalda y con soporte para las mamas. También compra uno más suave para dormir, puede ser estilo 'top'.
Salma Hayek, Kim Kardashian y Angelina Jolie tuvieron embarazos que beneficiaron mucho el encanto de sus escotes, pero el secreto no sólo era el tamaño, pues en todos los casos usaban sostenes específicos para su estado.
2. Ropa de dormir: Además de usar el 'top', una bata no te vendría mal. ¿Por qué debes comprar una nueva? Es obvio que por el aumento que tendrá tu barriguita progresivamente, pero además porque durante el embarazo puedes sentir más calor de lo normal y quizá no puedas dormir hasta refrescarte.
No porque estés embarazada tienes que usar enormes batas nada sexys, en este momento es cuando puedes aprovechar para explorar nuevas cosas con tu pareja, antes de que el peso, el cansancio y hasta los 'tabús' te lo impidan. ¿Recuerdas a Lola Ponce durante su embarazo? ¡Claro, hasta posó! Las túnicas como esta también son opción para lucir sexy y estar muy cómoda.
3. Almohada y colchón: Con el paso de las semanas te será más difícil dormir como siempre pues la pancita crece y ocupa más espacio del que habías pensado.
Antes de padezcas los terribles efectos de no dormir bien en esta etapa prepárate con lo más recomendable.
Si está en tus posibilidades, cambia de colchón. Debes elegir un con gran soporte y flexibilidad, aunque parezca paradoja, es posible. Los más modernos cuentan con una esponja amoldable al cuerpo sin que la afecte el peso.
Muchos expertos recomiendan adoptar desde el inicio del embarazo una postura lateral para dormir, pues además de que mejora la circulación general de la sangre, cuando llegues a los nueve meses será la única postura que soportes.
La postura puede estar complementada adquiriendo una almohada específicamente para embarazo, que está compuesta de dos partes. Una da soporte a la espalda y la otra a la barriga.
4. Pantalones adecuados: Sabemos que la ropa específicamente diseñada para embarazadas no siempre es 'fashion', pero te recomendamos que adquieras al menos un pantalón con banda elástica pues en tus últimos meses será tu mejor aliado.
Si te rehúsas a usarlos puedes optar por los 'leggins' u otro tipo de pantalones elásticos. Si te decantas por los vestidos no olvides adquirir ropa interior para embarazo, porque a falta de pantalón necesitas algo oculto que te ayude con el peso del bebé.
La ropa deportiva es otra opción, porque es elástica y generalmente de materiales que permiten que la piel respire, sin embargo no te estanques en usarla todo el tiempo, estar embarazada no significa que descuides tu apariencia en ningún momento.
5. Zapatos: ¿Recuerdan las fotos que dieron la vuelta al mundo sobre los muy hinchados pies de Kim Kardashian? Bueno, esto es porque la 'socialité' se aferró a los tacones todo lo que pudo durante su embarazo, algo no muy recomendado.
Y con esto no queremos decir que sólo uses zapatos deportivos o te olvides de lucir un coqueto tacón, más bien que lo elijas correctamente. Como ya mencionamos, el peso de tu bebé no es fácil de llevar y para evitar que luego de un día de trabajo no soportes el cansancio e inflamación de los pies es mejor que si decides usar un tacón sea ancho, firme y con suela de agarre, así evitarás resbalarte.
Otra opción son las sandalias , evita las de cinchos y entre más planas mejor.
Para un clima más frío no te despegues de tus botas, con las mismas características de los anteriores. Deben ser seguras, anchas, con poco tacón y muy suaves.
6. Una báscula: El extendido mito de que una embarazada debe 'comer por dos' es completamente falso, por eso antes de que se te salga de control la ingesta de 'antojitos' lleva un control de tu peso.
Seguramente en cada visita al doctor él tomará tu peso y llevará un registro, pero si en un lapso corto sientes que te cuesta mucho trabajo respirar o caminar es recomendable que tomes tu peso y consultes, con dato en mano, al doctor sobre la normalidad de ese aumento o disminución.
7. Pelota de yoga: Si creías que el embarazo te salva de hacer ejercicio, te equivocas. Tener una rutina en la que desarrolles tu flexibilidad y condición física es básico para no aumentar excesivamente de peso.
El estiramiento de la espalda y las extremidades te permitirá aliviar medianamente las incomodidades del cuerpo en la resta final de este periodo.
Varias famosas han adoptado esta medida durante su dulce espera, Jeniffer Love Hewitt, Hillary Duff y Drew Barrymore, son algunas.
8. Cómodo asiento: Y luego de un poco de ejercicio seguro tu cuerpo pedirá una siesta, así que un buen asiento, sofá, silla o mecedora es indispensable.
Asegúrate de que sea de un material resistente y que no te acalore más de lo que ya estás.
Puedes elegir uno que sea reclinable y con reposa pies, esto también ayuda a que no se inflamen y la circulación sea regular.
9. Medidor de glucosa y presión arterial: Si el médico te ha dicho que tu niveles de azúcar o presión están elevados es probable que experimentes dolores de cabeza, fatiga extrema e incluso desvanecimientos, lo que resulta muy peligroso para el bebé. Por eso te recomendamos que tengas en casa estos medidores portátiles porque si sientes que no es normal tu fatiga podrás revisar tus niveles e informarle al médico de tu situación desde tu casa.
10: Hidratación y humectación: Sabemos que una preocupación recurrente de las mujeres embarazadas son las estrías, unas líneas provocadas por el rompimiento de la piel interna, cuando el vientre y todo el cuerpo aumenta de peso. Para evitar al máximo la incomodidad de verlas aparecer te recomendamos usar una crema altamente humectante en la barriguita y tomar agua suficiente.
Otro cuidado para tu piel viene de la protección solar. No olvides aplicarte un bloqueador solar antes de salir de paseo y usar un sombrero ancho, así prevendrás la aparición de manchas en tu rostro.
Estamos seguros de que con estos consejos llegarás al final de la dulce espera con gratos recuerdos y lista para enfrentar el nacimiento.
Próximos álbumes

Los 'looks' premamá más coquetos

Llena de energía a tus hijos de forma saludable

Cómo tener un embarazo cómodo mientras trabajas

¿Qué vestidos podía usar la novia de George Clooney en su boda?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda