Publicidad | Vea su anuncio aquí

Niñas madres: de las muñecas a lo real

ninas madre

ninas madre - EFE

ninas madres

FOTOS:  Ni?as que tienen ni?os

Ver fotos

Causas y consecuencias

Trece millones de menores dan a luz cada año, 70.000 niñas mueren por estos embarazos prematuros y contratiempos en el parto. Los países en vías de desarrollo son los más afectados por este problema, pero los industrializados no son ajenos al conflicto, según el informe “Niñas que tienen niños” presentado por la ONG Save The Children. Estados Unidos es el país desarrollado con mayor cantidad de niñas que se convierten en mamá.

Aquí está todo lo que necesitas para tu bebé

 

Uno de cada diez partos es de una menor. Son madres cuando todavía son unas niñas, que no entienden lo que es la responsabilidad de tener un hijo a su cargo. No están preparadas físicamente, pero mucho menos lo están emocionalmente. Las secuelas son también sociales y económicas.

Abeb, de Etiopía, fue dada en matrimonio con siete años, inició relaciones sexuales con nueve y ya era viuda con doce. La nepalí Ganga, con 18 años, ya es madre de tres niños y confesó que no les puede alimentar adecuadamente y, aún menos, proporcionarles una casa decente. Éstos son sólo dos ejemplos de niñas que todavía no habían empezado a crecer cuando ya tenían un niño que cuidar.

Para la ONG Save The Children, el bajo nivel educativo y la falta de recursos son las principales causas de la maternidad prematura. Pero también habla de estos dos aspectos como consecuencias de este grave problema.

Las niñas que no reciben una educación son más vulnerables a quedarse embarazadas. A su vez, las que sí van a la escuela, pero se casan pronto, la abandonan para ser madres. Los pocos recursos de estas adolescentes imposibilitan que ni ellas ni sus hijos reciban la formación correcta. Estas madres se ven incapaces de alimentar y dotar de recursos necesarios a sus hijos, niños que están destinados a vivir en la pobreza.

Save The Children califica la maternidad temprana como una sentencia de muerte para una niña y su bebé. Las complicaciones en el embarazado y en el parto son la primera causa de mortalidad de las mujeres de entre 15 y 19 años, en los países subdesarrollados.
Las madres de entre diez y catorce años tienen un riesgo de morir cinco veces mayor que las mujeres de entre 20 y 24. Además, un millón de hijos de madres adolescentes mueren durante el embarazo o el parto. Según las investigaciones, estos niños tienen un 50 por ciento más de riesgo de fallecer antes de haber cumplido el año de vida que los hijos de mujeres mayores de 20 años.

La ginecóloga española Pilar Martínez Ten explica que hasta cinco años después de la primera menstruación el cuerpo no está preparado para dar a luz a un niño. Los embarazados tempranos traen riesgos para la salud física y psíquica, tanto de las madres como de los bebés, si consiguen sobrevivir.

En el parto, las niñas que todavía no han pasado una madurez física sufren contracciones obstruidas que provocan grandes dolores. Además son más propensas a tener partos más prolongados y que causan secuelas como infertilidad e incontinencia.

Los hijos de estas jóvenes madres son más propensos a ser prematuros o nacer con un peso mucho menor al aconsejado. Junto a esto, las niñas casadas tienen un riesgo mayor a infectarse con el virus del SIDA y transmitírselo a sus hijos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí