Publicidad | Vea su anuncio aquí

Artículos básicos que debe tener una mamá primeriza

Las cosas que debe tener una mamá primeriza

Las cosas que debe tener una mamá primeriza 

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Alimentación en el embarazo

FOTOS:  Alimentación durante el embarazo

Ver fotos
Caer dormido tras sexo es señal de amor profundo

FOTOS:  Posiciones sexuales para concebir

Ver fotos
Errores de papás primerizos

FOTOS:  Errores de papás primerizos

Ver fotos


Cada mujer reacciona de forma diferente cuando recibe la noticia de su embarazo. Algunas se organizan laboralmente durante esos meses previendo que todo cambiará en poco tiempo y que combinar la profesión con la maternidad será un verdadero desafío. 


Este perfil suele dejar para último momento lo que necesitará su bebé y también ella como madre. Otras en cambio se dedican, incluso con ocho meses de antelación, a planificar la llegada del bebé, organizar su cuarto y elegir los mejores artículos para él.

Te aconsejamos adoptar una posición intermedia ni tan descuidada ni tan obsesiva pero siempre previsora pues ten en cuenta que al salir del hospital y llegar a casa tendrás a tu cargo el cuidado de ¡tu propio hijo! Así es que una de las formas de ir preparándote para estos cambios vertiginosos que depara la maternidad está en conseguir los artículos indispensables para las necesidades del bebé. Aquí va una lista y algunos consejitos accesorios.

La ropita: todo depende de la época del año en que vaya a ser el nacimiento. Si la llegada está prevista para los meses de primavera u otoño, el clima estará por cambiar entonces cómprale un poco de verano y un poco de invierno. También puedes pedir que te regalen ropa para los meses subsiguientes así tendrás la adecuada según haga frío o calor.

Ten en cuenta que la ropita más pequeña es la que menos va a usar, pues los bebés crecen rápido en sus primeras semanas. Lo mejor es proveerse de talles para la siguiente etapa.

Biberones: Aunque siempre es mejor la leche materna puedes ir acostumbrando a tu hijo al biberón no sólo para tener tú más independencia sino también para que el papá pueda participar de esta etapa tan linda como es dar de comer a tú bebé. Siempre es bueno tener dos o tres botellas; hay varias marcas de muy buena calidad y con diseños óptimos para cada período de la crianza.

Sacaleche: este dispositivo puede ser de suma utilidad. Cumple varias funciones pues se usa para descomprimir, para producir más cuando lo necesites e incluso es práctico para cuando sales.

Pañales: compra uno o dos paquetes de recién nacido para tener en el hospital, luego te irás guiando por el tamaño de tu bebé y la frecuencia de cambio que necesite. En este caso la calidad es proporcional al precio.

Un cambiador de pañales que puede ser una lona o una colchoneta delgada que ayuda a los papás, para no ensuciar la superficie donde se va a cambiar al bebé, es muy útil, sobre todo los que son lavables.

También es aconsejable conseguir una pañalera, así se llama a la maleta o bolsa donde quepa lo necesario para transportar los artículos de bebé, incluso no es obligatorio gastar dinero pues una bolsa de mano resistente y de buen tamaño es suficiente.

Sábanas y cobijitas: algunos juegos. Preferentemente de algodón por ser una fibra natural, para evitar alergias.

Una almohada antirreflujo: es una especie de cojín triangular, que ayuda a evitar que el bebé regrese la leche cuando está acostado, lo que es muy peligroso porque puede ahogarse.

Para el resto de las cosas, puedes hacer una lista de acuerdo a los consejos de tus amigas que ya hayan sido madres o seguir el ejemplo de Carolina: “…y eso de la higiene del bebé se ocupo mi mamá (¡jaja!), me hizo una canastita con todo lo que se necesita, el shampoo, peinecito y cepillito, talco, jabón líquido, aceites para el sueño y otras cositas que yo ¡ni sabía que existían!”

Lo que debes dejar para el último en la lista

No te tientes con objetos innecesarios que sólo ocuparán lugar. Hay cosas en el mercado que no todas las madres encuentran funcionales, aquí van dos ejemplos de lo que puede resultarte útil como no:

Mochila (también llamada “wawita”): Tienes que prever que es útil pero no para un bebé recién nacido, y luego, depende del tamaño del niño pues puede quedarle muy chico o muy grande y en ambos casos será incómodo para ambos. Si es el tamaño justo tiene que darte la seguridad, que una vez acomodado puedas soltar al bebé, de oro modo no tiene una verdadera utilidad pues es casi como si lo llevaras en brazos.

Almohadón de lactancia. Cuida de no comprarlo demasiado grande pues no te servirá. Por otro lado, cualquier almohadón común es tan útil como uno especialmente creado para estos fines.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí