Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Amigas
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos
  • Bebés recién nacidos

Guía de supervivencia para papás con un recién nacido

La llegada de un bebé a la vida de cualquier persona resulta un hecho que revoluciona todo el entorno. Tu vida ha cambiado y es posible que al principio parezca casi imposible atender al pequeño y cumplir con otras áreas de tu vida, por eso te presentamos esta guía de supervivencia para que disfrutes al máximo la experiencia de ser madre.
1. Apóyate en tu pareja, pídele que te ayude en todo lo que físicamente pueda: desde turnarse para darle el biberón al niño por la noche, hasta sacarlo a pasear para que tú descanses o duermas una siesta los fines de semana.
2. Si amamantas, sácate leche y guárdala en biberones para delegarle esta tarea a tu esposo: permite que se ocupen de ti.
3. Pide ayuda para las cosas de la casa, de cualquier persona que quiera ayudarte: una vecina, un familiar, un amigo.
4. Si te sientes melancólica después del parto, conversa con tu pareja o amigos, esto es normal y te servirá para calmar tu ansiedad y sensaciones que no hayas experimentado anteriormente.
5. Trata de lucir bien, toma un buen baño. Estar en bata o ropa de entrecasa todo el día no levanta la moral de nadie.
6. No intentes llevar la misma rutina de orden y limpieza en tu casa que solías tener antes de la llegada del bebé: si es posible, contrata ayuda externa o haz la vista gorda: concéntrate en el bebé, en tu aspecto físico para sentirte mejor y delega a tu esposo, madre u otra persona de confianza estas tareas o la preparación de comidas. Recuerda la entrega de comidas a domicilio, puede ser ideal para esta etapa.
7. Pídele a tu marido que se tome unas semanas o días libres en el trabajo para ayudarte a lidiar con las primeras semanas.
8. Limita las visitas. Comunica cariñosa pero claramente, tanto a amigos como a familiares, que las primeras semanas son muy agotadoras y que tú los llamarás para que vengan cuando estés más recuperada.
9. Duerme o descansa al mismo tiempo que tu bebé, en lugar de tratar de correr contra el reloj para adelantar tareas.
10. Según estudios realizados, es importante que la pareja se tome un descanso del bebé y salgan una o dos veces por semana ya sea juntos, o por separado, con amigos.
11. Esta vuelta a una cierta normalidad social permitirá a ambos padres poder sobrellevar con más entusiasmo y menos frustraciones las difíciles primeras semanas del recién nacido.
12. De no contar con la ayuda necesaria para realizar estas salidas, es suficiente con hacer un poco de ejercicio o salir a caminar una vez a la semana. Esto ayudará también a valorar más el tiempo que pasas con tu bebé.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos