Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • 1010errores bebes
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • 1010bebé comidas
  • Próximo álbum

Comidas del bebé mes a mes

Mes a mes todo lo que puede comer tu bebé. Y todo eso que no puedes darle. Conoce cómo ayudarlo a descubrir los sabores.
A partir de los 3 meses: Las indicaciones dependen de los médicos y varían. En general, a partir de los 3 meses los especialistas recomiendan introducirle a los pequeños cereales. Cuidado: no deben ser duros o demasiado secos. Puedes preparárselos con leche. Dos cucharadas de cereales con una leche calentita a la hora de la cena puede ayudarlos a dormir más y mejor.
Bienvenidas las verduras: A partir de los 4 meses pueden introducirse de a poco los puré de verduras. No de cualquiera, por ejemplo la berenjena, los coles y todas las que son duras están prohibidas. Una cucharada de puré de vegetales puede ayudar a tu bebé a familiarizarse con el mundo de los sabores que le esperan. Ten cuidado de preparar el puré con las máximas normas de higiene. Esto es: lavar siempre bien la fruta y nunca mezclarla con, por ejemplo, carne cruda.
Diferentes sabores de puré: Puedes preparar diferentes sabores de este delicioso puré bien triturado. A los cuatro meses el niño ya puede comer: papas, calabaza, espinaca, acelga, zanahoria, tomate (cuidado que muchos niños pueden tener alergia al tomate) y remolacha.
Deliciosas frutas: También a los cuatro meses pueden aparecer las primeras frutas. Se recomienda que estén bien lavadas, sin piel ni semillas. Recuerda que deberás triturarlas para que tu bebé pueda comerlas. Las más recomendadas son la manzana rallada o cocida y la banana en puré. Es importante sacarle a la banana las semillas que están en el medio.
El enemigo blanco: Con tal de que sus pequeños coman, muchas mamás cometen el error de colocar azúcar a los purés, bebidas o frutas. Una práctica totalmente desaconsejada ya que perjudica la digestión de tu bebé. Además puede dañar los dientes del pequeño, si tiene alguno. Es importante que el niño descubra el sabor original de las cosas.
Descubriendo la cuchara: A los 4 meses el bebé es muy chico, sin embargo se puede comenzar a ofrecer la comida en cuchara. Si el bebé no la acepta no se debe insistir. En ese caso, los cereales y el puré irán bien mezclados con leche y en el biberón. También se puede intentar familiarizarlo con la silla para comer. No debes presionarlo ni desesperarte si no acepta. Recuerda: ningún niño llega a los 15 años tomando biberón.
A los 6 meses: Ya a los 6 meses pueden aparecer las carnes rojas y blancas. Por supuesto que deben servirse trituradas, la mayoría de los niños no tiene dientes para masticar algo tan duro en esta etapa de su vida. El ingreso de las carnes a su dieta llegará con muchas precauciones. La fundamental es que la carne esté absolutamente cocida. Cruda es un gran riesgo para la salud de tu bebé.
También los huevos: El huevo también aparece en la dieta de los pequeños a los 6 meses. Recuerda que por su sabor muy intenso, muchos niños lo rechazan en principio. Puedes mezclarlo en diferentes purés. Es fundamental también que el huevo esté absolutamente cocido. La yema debe estar bien firme. Otro detalle: hay niños que le tienen alergia.
Sí al calcio: Los lácteos son otra de las apariciones. Es cierto que el bebé toma leche materna desde que nació o fórmula, ambos las principales fuentes de calcio de su dieta. A los 6 meses estos pequeños exploradores pueden incursionar también por el mundo del yogurt y del queso. Puedes convidarle queso blanco, en pequeños trozos. Cuidado con la conservación de los lácteos y con la fecha de vencimiento del envase.
Omega para todos: El pescado también se incluye a partir de los 8 meses. Pero… por su intenso sabor muchos bebés lo rechazan. Busca esos pescados que tienen poco sabor y, sobre todas las cosas, busca pescados frescos. Si el bebé no lo acepta, intenta dos semanas después.
De tenedor: ¡las manos! Sí, muchas madres se enojan cuando ven a sus hijos comer con las manos. Creen que será un mal hábito y además odian que sus niños terminen tan sucios. A esta edad, sin embargo, más que mala conducta, comer con las manos forma parte de su crecimiento. Los ayuda a explorar las texturas, las formas y las diferentes temperaturas. Incluso es una gran diversión para ellos. Ideal para que este espacio sea placentero y relajado.
¡Esto no! Ni miel de abeja, ni jarabe de maíz. La miel puede darle botulismo al pequeño menor de un año. Esta enfermedad crece en el tubo digestivo de tu bebé. El botulismo infantil se presenta principalmente en pequeños de entre 6 semanas y 6 meses de edad. Si el bebé es tratado pronto lo usual es que se recupere bien. De lo contrario el botulismo puede ser fatal u ocasionar discapacidades.
El rey de la galleta: A partir de los 9 meses en adelante el bebé ya come casi todo. Incluidas las galletas. Este alimento puede convertirse en uno de sus preferidos. Adoran chuparlas, masticarlas, romperlas y esparcirlas por toda la casa. Ten cuidado sólo que las galletas no tengan nueces, frutos secos u alimentos duros que sean difíciles de tragar, como los de esta foto.
Organízalo: El hambre funciona de la siguiente manera: cuando la glucosa (azúcar) comienza a disminuir en el cuerpo aparece el apetito. ¿Qué sucederá si tu bebé está masticando algo todo el tiempo? No tendrá hambre nunca. Por eso es fundamental que le des el desayuno bien completo, que hagas una pausa hasta el almuerzo, otra hasta la merienda y la última hasta la cena. No se trata de que tengan hambre sino de que coman alimentos realmente nutritivos.
Al año: A esta edad ya comen todo. Puedes intentar involucrarlo en la mesa familiar. Adorarán este momento de reunión con sus papás y hermanos. Una buena opción es acercarle su silla y, cuando esto no se pueda, alzarlos. Cuidado con sus manos, rápidamente se verán atraídas por los vasos de vidrio y los cuchillos. Después de todo, el mundo que los rodea, es todo un misterio divertido para ellos.

Qué puede comer tu bebé mes a mes. Descúbrelo aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Menús para los primeros dientes

Glamour otoñal a bajo costo

Aprende a preparar las tradicionales calaveritas

León marino recibe ayuda de un generoso amigo

Disfruta más imágenes
a tu izquierda