Publicidad | Vea su anuncio aquí

El alquiler de vientres: todo sobre la subrogación gestacional

bb

- Getty Images

Harlow camina solita

FOTOS:  Harlow camina solita

Ver fotos
La sonrisa de Harlow Winter

FOTOS:  La sonrisa de Harlow Winter

Ver fotos
Nicole Kidman ¿embarazada de nuevo?

FOTOS:  Nicole Kidman ¿embarazada de nuevo?

Ver fotos
Ashlee adora la compañía de Bronx

FOTOS:  Ashlee adora la compañía de Bronx

Ver fotos
Mamita Halle se puso furiosa

FOTOS:  Mamita Halle se puso furiosa

Ver fotos

La subrogación

Ricky Martin, Sharon Stone y ahora Sarah Jessica Parker y su esposo Matthew Broderick han buscado en la subrogación gestacional la oportunidad de experimentar la paternidad. El alquiler de vientres es una realidad cada vez más cercana, pues en la mayor parte del mundo las leyes se han adecuado a este proceso volviéndolo mucho más sencillo.

En la subrogación gestacional se extraen óvulos de la madre o de un banco de donación y se combinan con el esperma del padre en un proceso in vitro. Cuando el óvulo es fecundado se traslada el embrión a un útero subrogado o de alquiler. La madre que termina el proceso gestacional no tiene ningún vínculo genético con el bebé.

Al ser un proceso que involucra distintas partes, se debe contar con un plan de protección legal, recursos suficientes para pagar el proceso más una indemnización a la madre por subrogación, y apoyo psicológico para enfrentar los retos emocionales y el desgaste que sufre la pareja con el estrés financiero.

Según datos de la agencia de subrogación gestacional y donación de óvulos Alternative Reproductive Resources (ARR), el total del gasto por parte de los padres que buscan una subrogación gestacional va de los $50 mil a los $100 mil, a esto habría que sumarle los gastos por indemnización a la madre de alquiler que van de los $20 a los $27 mil.

Mindy Berkson, experta en infertilidad y fundadora de Lotus Blossom Consulting explicó que el mayor riesgo que enfrenta una pareja en una subrogación gestacional "tiene que ver más con el estrés emocional y financiero que se debe asumir con este proceso".

Eso no es todo, según la agencia de noticias EFE, en India una mujer puede ganar el equivalente de entre 2.800 y 3.900 euros por llevar en su vientre el feto, y eso equivale a diez años de sueldo para algunas de estas madres, que en algunos casos ganan menos de un dólar al día.

¿Por dónde empezar?

"Si ya se tomó la decisión de acudir a un alquiler de vientre para ser padre se debe crear un arreglo previo en donde se entiendan y acepten las consecuencias emocionales y financieras de una subrogación. También es necesario entender las leyes estatales en donde se dará a luz y en donde viva la madre de alquiler, y adecuar el tratamiento a estas", detalló Mindy Berkson, quien asesora personalmente a los padres que acuden a Lotus Blossom Consulting.

Tanto los padres que solicitan este proceso como las madres que alquilan su vientre son sometidos por las distintas agencias que los interconectan a exámenes emocionales y psicológicos para que estén concientes durante todo embarazo de los cambios que va a haber en su cuerpo y de que al final, el bebé estará con sus padres genéticos.

Jan Elman Stout, psicóloga clínica de la agencia ARR resaltó que como cualquier proceso de reproducción asistida se debe estar preparado emocionalmente para esperar a tener éxito hasta en el segundo o tercer intento.

"Ya hecha la concepción, el vínculo con la madre gestacional es muy fuerte, ella carga al bebé por nueve meses dentro de su cuerpo y la relación que se forma con los padres genéticos puede derivar en diversos problemas psico-emocionales que se deben atender", declaró esta especialista.

También es importante tener preparada ayuda legal para el intercambio de obligaciones de paternidad. "Cuando una mujer da a luz, en la mayor parte de Estados Unidos es presumiblemente la madre, al igual que su pareja el padre. ¿Cómo intercambiar los derechos y obligaciones de la paternidad con los padres genéticos? En cualquier lugar la respuesta la da una corte. Es por eso lo importante de un contrato previo y el seguimiento de cerca de un abogado de confianza", comentó Nidhi Desai, asesora jurídica de ARR.

Pero no hay que dejar que el pánico se apodere de la decisión, pues aunque las leyes al respecto cambian en cada estado, lugares como Illinois, Chicago y Nueva York ya tienen actas que protegen a los padres genéticos y al bebé tras una subrogación gestacional.

Y para ir más lejos, ya hay leyes internacionales que protegen a los padres extranjeros que acuden a Estados Unidos a someterse a la subrogación. Es importante que estos tomen en cuenta todos los elementos que pudiera pedir migración como pasaportes, vida y certificado de nacimiento con el cual regresar al país de origen con el bebé después del parto.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí