Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuáles son los problemas de

infertilidad

infertilidad - EFE

Cuatro de cada diez

La esterilidad es un problema de pareja, por lo cual debe hacerse un estudio a los miembros que la componen. Sin embargo, cuatro de cada diez casos de esterilidad se deben a defectos en la calidad o la capacidad de fecundación de los espermatozoides. Conocer el poder de fecundación y los problemas funcionales de las células sexuales masculinas es una herramienta clave de la reproducción asistida.

Aquí está todo lo que necesitas para tu bebé

Para los integrantes de una pareja, unidos por los incorpóreos lazos del amor, puede ser una cuestión secundaria, pero para el médico, abocado a las realidades del organismo humano, se trata del interrogante clave para resolver un problema de infertilidad.

La primera pregunta que debe responder un facultativo ante dos personas que no pueden tener hijos consiste en establecer en cual de los dos recae la incapacidad de procrear, si en ella o en él. Es decir cual de las células sexuales de la pareja sufre alteraciones de su capacidad reproductiva: el gameto femenino, el óvulo, o bien el gameto masculino, el espermatozoide.

En 4 de 10 casos es el espermatozoide

Ahora se sabe, que el 40 por ciento de los casos de esterilidad se deben a causas masculinas, es decir, a defectos en la calidad o la capacidad de fecundación de los espermatozoides, según una investigación de la embrióloga española Rocío Núñez.

Según esta experta, las causas más frecuentes de la infertilidad masculina son la ausencia o un bajo número de espermatozoides, así como las alteraciones en la movilidad o la morfología, es decir la forma, de las células reproductivas del varón.

Pero también es posible que estos medidas sean normales y los espermatozoides no sean capaces de fecundar el óvulo femenino porque sufren anomalías ocultas en su núcleo celular, como tener fragmentado su ADN (código genético) nuclear o bien defectos del centrosoma (una estructura densa próxima al núcleo celular, cuya función es organizar a otras partes de la célula). 

Otras posibles causas pueden ser la presencia de anticuerpos que destruyen el semen, o infecciones, que los alteran.

Conocer la capacidad fecundante de los espermatozoides, así como las alteraciones de la función espermática, es una de las herramientas clave en las técnicas de reproducción asistida.

Los estudios de calidad seminal habituales evalúan la concentración, movilidad y morfología del semen, proporcionando una estimación aproximada de la capacidad fertilizadora de los espermatozoides.

“Pero en muchas ocasiones no se observan alteraciones en estos factores y un eyaculado puede tener enmascarado cualquier otro defecto de función espermática" afirma la doctora Núñez. Por este motivo estas técnicas deben complementarse con otras pruebas, para aumentar la fiabilidad del diagnóstico.

Conoce y vencerás

Según la experta, el aumento del conocimiento del espermatozoide ha permitido comprobar que la anormalidad del gameto masculino es responsable de ciertos fallos de fecundación y otras alteraciones que se venían pasando por alto.

Una de las propiedades más importantes de los espermatozoides es su capacidad para moverse, la cual es fundamental para culminar el viaje que los lleva hasta el óvulo, con el cual deben unirse para formar otra célula embrionaria, el zigoto.

Los gametos masculinos exhiben diferentes patrones de movimientos adaptados a sus necesidades funcionales.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí