Publicidad | Vea su anuncio aquí

Mónica Cruz afronta con ilusión la recta final de su embarazo

Mónica Cruz

Se embarazo por inseminación artificial

- Getty Images

Embarazadas pintadas

FOTOS:  Vientres de embarazadas pintados

Ver fotos
bb

FOTOS:  El ABC del embarazo

Ver fotos
1010terapias embarazo

FOTOS:  Terapias alternativas en el embarazo

Ver fotos
Alimentación en el embarazo

FOTOS:  Alimentación durante el embarazo

Ver fotos

Después de pasar los mejores dos meses de gestación, la hermana de Penélope Cruz ha llegado al séptimo mes de embarazo casi "sin darse cuenta". En este momento que vive con mucha intensidad, Mónica ya se comunica con el ser que crece en su tripa, aunque de momento solo recibe patadas.

"Lo mejor de todo es sentir sus patadas. Ya no puedo decir pataditas ¡porque a veces hasta duelen! No se puede explicar con palabras lo que se siente cuando esto pasa o cuando te quedas observando tu panza y de repente esta se mueve sola", ha reconocido Mónica en su blog Tu look interior.

Dolores sorpresivos

Por otro lado, la última fase del proceso de gestación le ha traído a la joven unos graves dolores de espalda, algo que intenta calmar con el yoga. Sin embargo, Mónica "esperaba" tales molestias debido a los excesos que sufrió su columna durante sus años como bailarina.

"De repente, han llegado unos dolores de espalda que parecen que han venido para quedarse. Sinceramente, no me han sorprendido. Digamos que los estaba esperando, porque mi espalda, después de tantos años bailando, no es que esté muy católica", ha escrito.

Para prepararse mentalmente para acudir a la llamada de su bebé a cualquier hora de la madrugada, la actriz madrileña está también ensayando con el cómico "espectáculo" de ir al baño repetidamente. "Cada vez siento más que me muevo como un luchador de sumo, por no hablar de la cantidad de veces que me levanto para ir al baño por la noche, y el incorporarme de la cama es todo un espectáculo. No os podéis imaginar lo que me llego a reír de mi misma cuando me veo en estas situaciones", ha señalado.

Todas estas molestias le recuerdan inevitablemente a los malos momentos que pasó durante unos primeros meses "eternos", cuando también vivió con el miedo a que el embarazo tuviera alguna complicación. Sin embargo, fueron las náuseas las que marcaron esa etapa, en la que no podía ni siquiera acercarse a los olores y sabores habituales de su vida cotidiana.

El incómodo primer trimestre

"El primer trimestre se me hizo eterno, porque hasta que no pasas el tercer mes no te quedas tranquila, ya que lo único que deseas con todas tus fuerzas es que tu embarazo vaya adelante, y también por ese maravilloso mundo de las náuseas, donde todos los olores que antes te gustaban te parecen horribles. Te ponen tan mal cuerpo, que al final estás todo el día sintiéndote fatal, en mi caso, día y noche. Todas las cremas, champús, gel de baño, incluso los enjuagues bucales, ¡te dan tanto asco!", ha compartido.

Superadas por fin las primeras semanas, la futura madre ya tiene el cuarto de su primogénito totalmente listo, algo en lo que ha trabajado durante los últimos meses, en los que reconoce que no ha podido controlar su apetito. Ahora, sin embargo, se encuentra mucho más tranquila ya que su único antojo confesable es el melón.

"Daba igual si me comía un plato o cinco, siempre tenía hambre. Menos mal que se pasó, porque no sé lo que hubiera sido de mí. Yo siempre era de las que decía: 'Cuando esté embarazada me voy a cuidar y voy a hacer dieta'. Pero es imposible. Al principio no podía ni beber agua y luego no podía parar de comer. Surrealista", ha asegurado.

Sea como sea, Mónica ya solo piensa en mayo, el mes en el que oficialmente se convertirá en madre, solo unos meses antes de que su famosa hermana repita la experiencia junto a Javier Bardem. "Ahora pasa todo tan rápido, que creo que cuando me quiera dar cuenta estaré en el hospital, ¡qué ilusión me hace, debe ser la única vez que vas a un hospital con ilusión y con ganas!", ha exclamado.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí