Buscando una guardería para tu niño

Buscando una guardería para tu niño

Buscando una guardería para tu niño 

- Thinkstock LLC/Picture Quest


El bebé crece y la vuelta al trabajo es inminente, para muchos padres ésta es una clara señal para comenzar a buscar una guardería que cuide de los pequeños. En esta nota te ayudamos a encontrar la más conveniente no sólo en función del bienestar de tu bebé sino también del tuyo, como mamá.

Existen dos posturas acerca de la mejor edad para el ingreso del niño en una guardería. La mayoría de los psicólogos recomiendan anotar a los chicos antes de que cumplan los ocho meses de vida, pues el desarrollo afectivo que tienen a esta edad les permite adaptarse más fácilmente en comparación con un niño un poco mayor. Otros, en cambio, señalan como el momento óptimo los veinte meses de edad, pues el niño ya controla la mayor parte de sus movimientos y, por ende, tiene cierta autonomía favorable para incursionar y sentirse a gusto en este nuevo medio.

Claves para elegir la mejor guardería

Sea cual fuere la edad de tu hijo, ya se trate de un bebé de pocos meses o de un niño de algunos años, hemos seleccionado para ti algunos ‘tips’ a tener en cuenta:

• Cercanía: Al optar por una guardería es fundamental que evalúes cuán cerca está de tu hogar o a tu trabajo. Ambas opciones tienen sus ventajas. Una guardería próxima a tu oficina te permite estar cerca para acudir rápidamente, ante cualquier imprevisto. Si, en cambio, eliges una vecina a tu casa, el niño se sentirá familiarizado con su barrio y te será más fácil acostumbrarlo.

• Profesionalismo: Es esencial que el personal que trabaje allí y esté a cargo de tu bebé, tenga amplia experiencia en el cuidado de niños pequeños. Sería de mucha utilidad averiguar el perfil profesional y área de formación de cuidadoras, docentes e incluso si entre ellas se encuentra alguna psicopedagoga que aporte sus conocimientos especializados.

• Tamaño del grupo o clase: Otro aspecto importante es que te interiorices acerca de la cantidad de niños que cuida la guardería diariamente, pues si bien algunos niños se adaptan con facilidad y no necesitan atención personalizada, otros en cambio necesitan cuidado y muestras de afecto constantes. Esto es particularmente importante en niños menores de tres años.

• Seguridad: En relación directa con el número de chicos se encuentra el grado de seguridad que presenta el lugar. Sin realizar una tarea exageradamente detectivesca, observa si la puerta de entrada tiene portero y está cerrada permanentemente o no; el estado de los juegos de parque, los baños y la higiene de las salitas. No está de más entonces, hacer un recorrido por todo el espacio por el que transitará tu bebé y conversar con la directora para plantearle tus dudas.

Tarde o temprano todos los padres se hacen la pregunta ¿Qué guardería elegir? Pero no siempre se trata de tomar una decisión entre varias opciones disponibles. No todas las guarderías son buenas y de las buenas no todas tienen cupo en cualquier momento del año.

Como todos sabemos, siempre lo mejor es lo más difícil de conseguir y este caso, no es la excepción pues las buenas guarderías suelen tener listas de espera. Para evitar llevarte una sorpresa desagradable, lo mejor es tomar la tarea de búsqueda con bastante antelación, e incluso, ir averiguando “por si acaso” aunque no tengas una fecha cercana para tu retorno al trabajo.